La demanda de Singer estimula el mayor riesgo de default en Argentina

Etiquetas en: bloomberg
Viernes, 1 de Febrero del 2013 | Escrito por - Camila Russo
El costo de proteger contra el default los bonos argentinos durante cinco años saltó a 662 puntos básicos o, 6.62 puntos porcentuales, y llegó así a 2,103 puntos básicos en enero. El aumento repentino triplicó el de cualquier otro país, con lo cual Argentina quedó con las permutas de riesgo crediticio más caras del mundo, además de las de Grecia.

Los inversores en deuda están cada vez más inquietos de que el tribunal de apelaciones falle a favor del multimillonario Paul Singer y de otros acreedores en rebeldía (los llamados holdout) del default por $95,000 millones de la nación sudamericana cuando se dé cita el 27 de febrero y le exija el pago íntegro de la deuda a Argentina. La perspectiva de que Fernández no cumpla ante los acreedores en rebeldía que ella llamó “buitres” también disparó una pérdida del 8.9% en la deuda argentina el mes pasado, medido hasta el 30 de enero, que fue la mayor de los mercados emergentes.

“Es como tratar de pronosticar un tsunami”, dijo Alberto Bernal, titular de investigación en renta fija de Bulltick Capital Markets, durante una entrevista telefónica que concedió desde Miami. “Las probabilidades son 50-50 y, si las cosas no van como uno quiere, el resultado es el default técnico”.

La liquidación por presiones externas de la deuda del país no pudo bajar el valor del aumento del orden del 11.8% que hubo en diciembre, el que fue el más grande entre las naciones en desarrollo. Desató el repunte la decisión del tribunal de apelaciones, de fecha 28 de noviembre, relativa a suspender la ejecución de la sentencia del juez federal de distrito, Thomas Griesa, que ordenaba a la Argentina tratar de igual manera a los tenedores de bonos.

“Cabeza fría”

El banco de la Reserva Federal de Nueva York, Bank of New York Mellon Corp., que es depositario de los bonos argentinos reestructurados, como también los tenedores de los títulos reestructurados, entre los que se cuentan BlackRock Inc. y Gramercy Funds Management LLC, impugnaron por escrito el fallo de Griesa.

“Los inversores con una estrategia a largo plazo deberían mantener la cabeza fría y evaluar las oportunidades que tienen en medio de las subas y bajas en los precios de los activos”, dijo Gustavo Ber, titular de la empresa de inversión Estudio Ber. “El efecto suspensivo concedido contra el fallo permitió que terceros pudieran exponer su posición y esto debería añadir racionalidad al proceso”.

Ber recomienda comprar los bonos argentinos denominados en dólares con vencimiento en 2017 o antes de ese año, ya que su rentabilidad es del 15.58%.

A comienzos del año pasado, el costo de las permutas de riesgo crediticio de Argentina era menor que las de Grecia, Venezuela, Chipre, Portugal y Paquistán.

Las permutas de Argentina implican un 44% de probabilidades de default dentro del mismo año, sobre la base de dar por sentado que los inversores recuperarán 25% a la par del título.

Las permutas de riesgo crediticio pagan al comprador el valor nominal, a cambio de los valores subyacentes o su equivalente en efectivo, en caso de que un gobierno o una empresa no cumpla los contratos de deuda que suscribió.

El peligro inminente que se cierne sobre el Mercado de bonos y el de las permutas “aún es la posibilidad de que se presione a Argentina para que caiga en el default”, dijo Michael Henderson, economista para los mercados emergentes en Capital Economics. “Los precios estarán agitados hasta que tengamos alguna certeza. Será una espera con ansiedades”.


©2013, Bloomberg News. Todos los derechos reservados

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus