Actualidad

26% de jóvenes salvadoreños no trabaja ni estudia, según Fundaungo

Jueves, 12 de Mayo del 2016 | Escrito por - El Economista
La Fundación Guillermo Manuel Ungo (Fundaungo) presentó su estudio "Los jóvenes nini en El Salvador", un análisis donde hace una radiografía de la población juvenil del país que ni estudia ni trabaja.

La investigación realizada entre 2013 y 2014, utilizó como principal fuente información la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2012, elaborada por la Dirección General de Estadística y Censos (Digestyc).

Para perfilar a los jóvenes salvadoreños (entre 16 y 29 años) con respecto a las variables de educación y empleo, Fundaungo los clasificó en cuatro grupos: los jóvenes que solo estudian; aquellos que solo trabajan; los jóvenes que estudian y trabajan a la vez; y finalmente, los jóvenes que no trabajan ni estudian, denominados estos últimos como "nini".

Tomando como base esos parametros, la entidad encontró que en 2012, el 23.2 % de los jóvenes salvadoreños solo estudiaba; un 43.6 % solo trabajaba; un 7.2 % estudiaba y trabajaba;  y un 26 % no trabajaba ni estudiaba. Es decir, para el año indicado, una cuarta parte de los jóvenes salvadoreños entraba dentro de la categoría indicada.

El estudio encontró, en términos de las características demográficas de ese grupo, que un 19.3 % de ellos contaba con edades entre los 16 y los 18 años; un 51 % estaban en el rango de los 19 a los 24; y un 29.7 %, entre los 25 y los 29 años.

Aparte de eso, un 79.9 % de ese grupo eran mujeres y un 20.1 %, hombres.

Mientras que entre los hombres jóvenes, uno de cada 10 se encontraba fuera del sistema educativo y sin empleo (10.4%); en el caso de las mujeres dicha relación se cuadriplicaba.

 “Una posible explicación de la mayor incidencia de ninis entre las mujeres en comparación con los hombres, puede ser que entre las mujeres hay menores tasas de participación en los mercados laborales por razones de discriminación, patrones culturales, entre otras”, destacó el investigador, Francisco Bolaños.

El análisis descubrió asimismo que las razones por las cuales este grupo de personas ni estudia ni trabaja son múltiples y variadas. Entre ellas se encontraron la realización de quehaceres del hogar, el haber desistido de buscar trabajo, el alto costo de la educación o simplemente porque no les interesaba estudiar.

Por lo mismo, Fundaungo sugirió en su estudio tratar a dicho segmento poblacional como a un grupo heterogéneo que ellos diferenciaron en cinco subgrupos: nini desocupados plenos;  Nini desocupados ocultos;  ninis que no están disponibles para trabajar (PEI), realizan quehaceres domésticos y tienen la escolaridad mínima obligatoria; ninis que no están disponibles para trabajar (PEI), realizan quehaceres domésticos y no tienen la escolaridad mínima obligatoria; y  ninis que no están disponibles para trabajar (PEI) y que no realizan quehaceres domésticos.

El director de la Fundación, Ricardo Córdova señaló que esa clasificación y el hecho de no considerar a los ninis como un grupo poblacional homogéneo permitiría formular políticas públicas específicas para cada subgrupo.

Córdova hizo además un llamado a las autoridades para que se implemente medidas, tanto a favor de esos jóvenes, como de la sociedad salvadoreña en general, para evitar que el potencial económico y social de las personas en edades productivas sea desaprovechado.

Vea el estudio completo aquí:
 
 


 
 
 
 
 

MÁS DE TU INTERÉS

comments powered by Disqus