Actualidad

Frutas, café y azúcar de C.A. serán los productos más comprometidos por el “Brexit”

Viernes, 24 de Junio del 2016 | Escrito por - Leonel Ibarra/ Pablo Balcáceres /Agencias
Las frutas, el café y el azúcar de Centroamérica aparecen como los sectores más comprometidos ante la decisión de Reino Unido de abandonar a la Unión Europea (UE), dictaminada por el 52 % del electorado en el referéndum celebrado en ese país, el jueves. Sin embargo, aun así, el impacto de dicha decisión en el istmo, en términos comerciales al menos, será leve.

La salida, conocida popularmente como "Brexit", obligará a replantear el comercio exterior entre ambas partes, el cual gozaba hasta el momento de preferencias arancelarias en el marco del Acuerdo de Asociación con la UE, vigente desde 2013.

Según datos del International Trade Center (ITC), Centroamérica y Panamá, sin considerar a Honduras, exportó, en 2015, al Reino Unido productos por un valor de $341.6 millones; lo que significó una caída de 5.15 % con respecto a cinco años atrás.

Con todo, en 2014, el año más reciente para el cual ITC incorpora las cifras hondureñas, las ventas a dicha plaza sí reflejaron un incremento de 9.3 % con respecto a 2011, llegando a un total de $439.4 millones.

El año pasado, las relaciones comerciales más fuertes con el mercado británico las tuvo Costa Rica, con $177.5 millones en exportaciones; seguido por Guatemala ($87.1 millones); y Nicaragua ($56.8 millones).

Panamá y El Salvador tuvieron, por su parte, ventas de $9 millones y $11 millones, respectivamente.

Ante el inminente cambio en las reglas comerciales, serán los plátanos y piñas de Costa Rica, los productos que más resentirán el impacto, puesto que del total de exportaciones que ese país hace a Gran Bretaña, ambos artículos representan el 67.2 %.

En el caso de Guatemala, el 40.9 % de las ventas hacia la isla europea está compuesta por azúcar en bruto y melaza de caña de azúcar; mientras que para Honduras, en 2014, el 76.1 % de las ventas se concentró en los ramos de productos marítimos y café.

Para el caso nicaragüense, casi la mitad de las exportaciones estuvo compuesta por cacahuetes; en tanto que las salvadoreñas se enfocaron en café (72.4 %) y las de Panamá, en plátanos (55.4 %).

Por el lado de las importaciones, los datos de ITC revelan que la región le compró al socio europeo, en 2015, unos $261.7 millones, lo que significó una caída de aproximadamente 19.4 % con respecto a lo alcanzado cinco años atrás.

Los bienes británicos con mayor demanda en el istmo son vehículos y partes, maquinaria y productos farmacéuticos.
 
Renegociar acuerdos
 
Más allá del escenario comercial, sin embargo, el paso al costado que darán los británicos al proyecto de integración europea sí tendrá impactos fuertes e insospechados, planteó el salvadoreño Rigoberto Monge, coordinador de la Oficina de Apoyo al Sector Productivo para las Negociaciones Internacionales (ODASP).

Algunos de estos ya se aprecian en el mercado, como una devaluación de la libra del 15 % en tan solo una semana, fenómeno no visto en los últimos 30 años.

“Esta devaluación de la libra tendría un efecto contraproducente en las exportaciones centroamericanas porque serían relativamente más caras en el mercado inglés, señaló Monge.

De alguna manera, ¿el “Brexit” comprometerá al Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la UE?

“Se dejaron establecidos los procedimientos a seguir cuando nuevos miembros se incorporaran; sin embargo, no se previó con claridad qué hacer cuando un miembro de los firmantes se retirase”, apuntó el coordinador de la ODASP.

Monge agregó que si bien la salida oficial de este miembro tardará entre 1 y 2 años “se tendrán que activar rápidamente los mecanismos correspondientes de la administración del acuerdo ya que todo cambia en cuanto a las reglas de desgravación arancelaria y beneficios comerciales”.

Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) lamentó, por su parte, que si bien las ventas salvadoreñas hacia Gran Bretaña todavía son pocas, la decisión del país europeo implicará un costo de oportunidad para aquellos productos que ya se estaban haciendo de un espacio en dicho mercado.

A su juicio, la solución pasará por buscar un nuevo tratado comercial con los ingleses.

“Pero esto no es tan rápido; al menos prevemos dos años para ello, o buscar una salida temporal de mantener los esquemas tal cual están”, analizó Cuéllar.

Por su lado, el historiador Salvatore Coppola, dijo al periódico La Nación que el turismo de Costa Rica sí podría recibir un impacto a raíz de la devaluación de la libra esterlina y las dudas sobre el futuro de la economía, las cuales podrían motivar a que los turistas retrasen sus viajes.

"A corto plazo el sector turístico podría verse afectado por la caída de la libra, aunque pienso que sería una afectación que a largo plazo no tendrá un impacto mayor", aseveró Coppola.

En Guatemala, el Banco de Guatemala (Banguat) abordó el tema esta semana. Aunque descartó un impacto directo para la economía, la institución aseguró que monitorearían posibles choques indirectos.

“El efecto sería para Estados Unidos y la Unión Europea, que son economías desarrolladas que podrían impactar a la región de América Latina”, apuntó Sergio Recinos, presidente en funciones del Banguat, en declaraciones al periódico Prensa Libre.

De hecho, Recinos recordó que Estados Unidos mantuvo estable sus tasas de interés, en parte, para esperar los resultados de la votación inglesa.

Vea las cifras a detalle en el siguiente gráfico:

Loading...

Loading...



MÁS DE TU INTERÉS

comments powered by Disqus