Macro

ES: competitividad del país muestra poco avance

Viernes, 19 de Mayo del 2017 | Escrito por - ROSA MARÍA PASTRÁN-LA PRENSA GRÁFICA
El Salvador se encuentra rezagado respecto al clima de negocios que ofrece a potenciales inversionistas. Este año, el país ocupa la posición 11 entre 18 naciones latinoamericanas en el ranking de competitividad que elabora el Instituto de Competitividad de ADEN Business School, presentado ayer en San Salvador.

El país más competitivo de América Latina resultó ser Chile con 78.5 puntos, de 100 posibles. Es por lo tanto la nación con mejor clima de negocios y competitividad, según la medición. Costa Rica se ubicó en el segundo lugar con 75.8 puntos. El Salvador obtuvo 63.3 puntos, lo que coloca en una posición intermedia en el ranking.

La trayectoria de El Salvador entre 2011 y 2017 ha oscilado entre 61.99 y 64.12 puntos. El estudio fue presentado por primera vez en 2011. “La interpretación es que El Salvador está en una situación media, un poquito rezagada en materia de clima de negocios. Si un inversor extranjero tiene que tomar una decisión para invertir en la región no va a mirar primero a El Salvador, va a mirar primero a Panamá, Costa Rica o Chile”, fue la lectura de Alejandro Trapé, director del Instituto de Competitividad de ADEN.

Uno de los aspectos en que el país debe poner especial atención es la educación. “Hay que corregir algunas cosas para poder avanzar”, propuso Trapé.

En su opinión, el país debe apostar hacia una mejor capacitación de sus maestros, a seleccionar a los mejores profesionales para ejercer esa labor; determinar las causas por las cuales los estudiantes no terminan la educación primaria y secundaria, es decir, por qué se produce la deserción escolar, revisar las condiciones de las escuelas y su acceso a la tecnología. “¡Ojo!, dotar de tecnología a las escuelas no quiere decir comprarles mil computadoras, ¿por qué? Porque vamos a tener una brecha ahí, los alumnos lo manejan mejor que los maestros. Por eso hay que capacitar a nuestros docentes en el manejo de tecnología, que se resisten y cuesta tiempo y dinero”, acotó.

Otra de las áreas en las que el país debe de trabajar es en la cobertura de necesidades básicas. En esta área el ranking considera el acceso a vivienda y servicios como el agua potable y la electricidad.

En las áreas en las que El Salvador logró ubicarse arriba de la nota promedio regional fueron estabilidad económica, que se refiere a indicadores como inflación, desempleo, pobreza, tasas de interés, deuda en comparación al PIB, entre otros. En expectativa de la población, esto es cómo la población ve al país y cómo se le observa desde el resto del mundo. En competencia de mercados, en la que se mide la flexibilidad para contratar personal, cantidad de días en que se pagan impuestos y se puede abrir un negocio.
 

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus