Market

Trump lanza nuevo ataque contra puertorriqueños “ingratos”

Martes, 10 de Octubre del 2017 | Escrito por - Por Shawn Donnan
Donald Trump ha iniciado una nueva controversia con matices de temas raciales con respecto a la lentitud de la respuesta de su administración a la crisis humanitaria en Puerto Rico, denominando como “ingratos” a los funcionarios locales que han estado pidiendo ayuda para el territorio devastado por el huracán.

A través de una avalancha de tuits, el presidente de EUA ha calificado a los informes de prensa que relatan historias de las personas que luchan por obtener comida y agua más de una semana después del huracán María como "noticias falsas" y ha atacado verbalmente a sus críticos en Puerto Rico.

"Fuera de las noticias falsas o los ingratos motivados por la política, la gente ahora está comenzando a reconocer el trabajo asombroso que ha hecho FEMA [Agencia Federal para el Manejo de Emergencias] y nuestro gran ejército", el presidente tuiteó el domingo.

La mayoría de las críticas al presidente se han centrado en su aparente falta de urgencia hacia esta crisis en comparación con su reacción a los desastres ocasionados por los huracanes Harvey e Irma que afectaron a Texas y Florida durante el verano.

Durante el fin de semana, los críticos de la administración cuestionaron si el presidente estaba viendo a la población hispana de Puerto Rico de una forma diferente que los demás ciudadanos estadounidenses.

"Los ciudadanos de Puerto Rico son ciudadanos estadounidenses y tienen el mismo derecho a la misma ayuda que cualquier otra comunidad de EUA", dijo el senador Bernie Sanders a CNN.

En los últimos días, el Sr. Trump ha hecho un intento por pretender que está más involucrado. Está programado para visitar la isla el martes y tuvo llamadas telefónicas con funcionarios en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos desde su retiro de fin de semana en el exclusivo Trump National Golf Club en Bedminster, Nueva Jersey.

En sus tuits y sus intercambios con periodistas, el Sr. Trump, ha acusado a los funcionarios de Puerto Rico — que ha estado tratando de salir de una prolongada crisis de deuda — de mal manejo.

También se ha retardado en establecer cómo el gobierno federal podría ayudar a Puerto Rico, cuyos 3.4 millones de residentes son ciudadanos estadounidenses, aunque la isla no es un estado y no tiene representación plena en el Congreso.

El blanco principal del Sr. Trump ha sido la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien hizo un llamamiento de ayuda para su isla y criticó la respuesta del gobierno federal estadounidense al huracán.

El Sr. Trump dijo el sábado por Twitter: "Deficiente capacidad de liderazgo por parte de Alcaldesa de San Juan y otros en Puerto Rico. Los funcionarios puertorriqueños quieren que todo se haga por ellos cuando debería de ser un esfuerzo comunitario".

En una entrevista difundida el domingo, la Sra. Cruz dijo que su llamamiento original el viernes simplemente había sido un llamado para más recursos y no tenía motivos políticos.

"FEMA tiene excelentes intenciones, pero tenemos que reducir la burocracia", dijo a ABC News.

El presidente y sus asesores han insistido en que la respuesta federal se está realizando más eficientemente de lo que se ha presentado en los medios de comunicación.

Los esfuerzos del Sr. Trump por culpar al mensajero han sido socavados por los informes de la devastación en la isla y los llamamientos para recibir ayuda de los funcionarios locales.

"Algunos de los comentarios de la Casa Blanca parecen señalar que los problemas de la deuda de Puerto Rico son un impedimento para responder al desastre", dijo la Sra. Cruz. “No hablemos de la deuda. No hablemos del costo de la reconstrucción. Hablemos de salvar vidas en este momento".

(c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved

MÁS DE TU INTERÉS

comments powered by Disqus