Actualidad

Trump regresa a EUA tras su primera gira por Asia

Martes, 14 de Noviembre del 2017 | Escrito por - EFE
El presidente de EUA, Donald Trump, calificó de "tremendamente exitosa" su primera gira por Asia, que concluyó hoy en Manila tras 13 días de encuentros con líderes mundiales para abordar, entre otros temas, el comercio, el programa nuclear norcoreano y la lucha contra el Estado Islámico (EI).

"Creo que va a dar unos frutos increíbles", añadió Trump poco antes de abordar el Air Force One, en referencia a su cuarto viaje internacional y el primero por Asia, que le ha llevado a Japón, Corea del Sur, China, Vietnam y Filipinas, donde concluye hoy la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Además de los líderes de los países de la ASEAN, la cita en Manila ha reunido a los presidentes o primeros ministros de EEUU, China, Corea del Sur, Japón, India, la Unión Europea (UE), Rusia, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y la ONU.

La ASEAN está formada por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

El mandatario estadounidense insistió hoy en que "EEUU está abierto al comercio, pero al comercio recíproco" con sus socios de Asia y el Pacífico, y anunció que a su llegada a Washington emitirá una extensa declaración para explicar los logros alcanzados en esta y otras materias.

Trump aseguró el domingo haber cerrado contratos para EEUU por valor de 300.000 millones de dólares y prometió reducir "muy rápido y de manera muy sustancial" el déficit comercial de su país con los mercados de Asia Oriental.

A la espera de un informe más extenso a su llegada, el presidente publicó hoy el siguiente tuit: "Tras mi gira por Asia, todos nuestros socios comerciales saben que las reglas han cambiado. EEUU debe ser tratado de manera justa y recíproca. ¡Los déficits masivos de COMERCIO deben reducirse rápidamente!".

Antes de partir, el mandatario tenía programado participar en Manila en la Cumbre de Asia Oriental, pero debido a un retraso envió a su secretario de Estado, Rex Tillerson, a este foro que integran los países de la ASEAN más EEUU, Rusia, China, Japón, Corea del Sur, Australia, India y Nueva Zelanda.

En sus trece días de gira, que incluyeron reuniones bilaterales con los líderes de China, Corea del Sur y Japón entre otros, Trump instó a sus homólogos  -especialmente a Xi Jinping en Pekín- a aplicar estrictamente las sanciones de la ONU para presionar lo máximo posible al régimen norcoreano de Kim Jong-un.

El presidente estadounidense también abordó en Manila la cooperación con los países de la región para neutralizar el terrorismo del EI, que afecta especialmente al sur de Filipinas, donde recientemente se produjo un conflicto de cinco meses con más de un millar de muertos en la ciudad de Marawi.

Trump se comprometió a "continuar con su apoyo y asistencia para la lucha contra el terrorismo y la rehabilitación de Marawi", además de aumentar las maniobras militares conjuntas y el intercambio de información sobre radicalismo islámico, en una declaración conjunta con el presidente filipino, Rodrigo Duterte.

El comunicado siguió a la primera reunión bilateral entre los dos líderes, uno de los encuentros más esperados en Manila dado el carácter explosivo de ambos y la polémica en torno a la "guerra contra las drogas" de Duterte, que ha dejado más de 7.000 muertos según estimaciones (6.000 según datos oficiales, de ellos 4.000 a manos de la Policía).

Amnistía Internacional (AI) y una comisión bipartita del Parlamento estadounidense había pedido a Trump que presionase a Filipinas por las violaciones de los derechos humanos, pero el líder de la Casa Blanca se limitó a asentir, según fuentes filipinas, cuando Duterte le explicó los logros de su campaña a la hora de atajar el crimen.

Antes de partir de Manila, el presidente de EEUU afirmó que mantener las buenas relaciones con Filipinas es "muy importante" al ser una "ubicación estratégica", y calificó como "horrible" el tratamiento al país asiático que dio la anterior Administración de Barack Obama.

Ambos países enfriaron sus relaciones con la llegada de Duterte al poder en junio de 2016, quien llegó a llamar "hijo de puta" a Obama por criticar su campaña antidroga.

La presencia de Trump en la Casa Blanca ha restablecido la buena sintonía entre ambos países.

Esto se reflejó en los continuos gestos de camaradería durante la cumbre de Manila, en la que Duterte incluso se animó a interpretar una canción tradicional filipina a petición de Trump. :es-

MÁS DE TU INTERÉS

comments powered by Disqus