La advertencia de Citigroup sobre la deuda en cesación de pagos profundiza la caída de los bonos argentinos

Etiquetas en: bloomberg
Jueves, 17 de Enero del 2013 | Escrito por - Katia Porzecanski
La deuda del gobierno en dólares vendida conforme a las leyes internacionales se desplomó 7.4% en las dos primeras semanas de enero, la mayor caída desde por lo menos 1994, según los datos de índices que reunió JPMorgan Chase Co. Las pérdidas también son las más grandes entre 55 mercados de bonos emergentes, que cayeron un promedio de 0.23% en el mismo período.

El riesgo de que Argentina decida no cumplir con sus obligaciones si un tribunal de apelaciones de los Estados Unidos apoya a los llamados “holdouts” que quieren cobrar el total de su deuda llevó a UBS a decir el 4 de enero que los inversionistas podrían enfrentarse a un “annus horribilis” o año horrible. Tres días más tarde, Citigroup recomendó a sus clientes comprar protección contra impago. El 10 de enero, el tribunal rechazó un pedido de los bonistas de emitir dictamen sobre la cuestión, acentuando la preocupación de que Argentina pueda perder su apelación.

“Estamos en tierra de nadie”, declaró Mario Rappoport, director gerente de Gleacher Co., en una entrevista telefónica desde Nueva York. El riesgo es “todo lo que se necesita para que los inversionistas estén a la defensiva, y la gente está harta de tratar de analizar la situación de Argentina”.

Alfredo Scoccimarro, el portavoz presidencial, no respondió un correo electrónico en el que se le pedían comentarios sobre el riesgo de suspensión de pagos.

Postura defensiva

Los bonos argentinos tuvieron un alza del 32% desde el 29 de noviembre, cuando el tribunal de apelaciones dejó en suspenso una orden del juez de Distrito Thomas Griesa que exigía al país pagar a los holdouts cuando abonara a los inversionistas que poseen deuda reestructurada.

El retroceso comenzó el mismo día en que Javier Kulesz, economista latinoamericano jefe de UBS en Stamford, Connecticut, redactara un informe donde recordaba a los bonistas las consecuencias a las que se exponen si el tribunal de apelaciones confirma el fallo de Griesa cuando vuelva a reunirse el 27 de febrero y si la Suprema Corte de Estados Unidos rechaza el caso.

“Lentamente adoptaríamos una postura más defensiva respecto de los bonos argentinos alcanzados por las leyes de Nueva York”, escribió. “Ellos desestiman las probabilidades de situaciones más halagüeñas que las que estamos dispuestos a contemplar”.

A partir de la nota de Kulesz, el rendimiento de la deuda argentina con vencimiento en 2017 vendida bajo las leyes de Nueva York ayer dio un salto de 2.61 puntos porcentuales a 14.37%, frente a un aumento de 1.15 puntos en el rendimiento de los bonos de similar vencimiento emitidos conforme a las leyes locales.

El diferencial de rendimiento se amplió ayer a 1.14 puntos, más que nunca desde el 3 de diciembre.


©2013, Bloomberg News. Todos los derechos reservados.

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus