Petrobras dice que tendrá un difícil 2013

Etiquetas en: empresas
Martes, 5 de Febrero del 2013 | Escrito por - EFE
La presidenta de la estatal brasileña Petrobras, María das Graas Foster, admitió hoy que esa empresa, la mayor de Brasil, tendrá en el 2013 un año "muy difícil" debido a que persistirán los problemas que derribaron el beneficio neto de la compañía en 2012 al nivel más bajo en ocho años.

"El 2013 será un año muy difícil, más difícil que 2012, porque tendremos que paralizar la producción en varias plataformas para mantenimiento y, al mismo tiempo, conseguir recursos para aumentar la inversión", afirmó Foster en una rueda de prensa en la que comentó los decepcionantes resultados divulgados la víspera.

El beneficio neto de Petrobras en 2012 sumó 21,182 millones de reales (unos $10,617 millones), que representó una caída del 36% frente al año anterior y el peor resultado desde 2005.

La producción de crudo de la empresa en Brasil, además, se redujo un 2% con respecto a 2011 y se ubicó en 1.98 millones de barriles diarios en promedio.

Foster atribuyó la caída de las ganancias al desnivel del precio interno de los combustibles con los del exterior, a la apreciación del dólar en los últimos meses de 2012 -que encareció las importaciones y la deuda de la empresa- y al aumento de las importaciones de derivados para atender una demanda interna creciente y una menor producción en Brasil.

Además, la ejecutiva dijo que la caída de la producción se debió a la necesaria paralización de diferentes plataformas marinas para mantenimiento y a la suspensión de operaciones por un derrame en el campo de Frade, operado por Chevron pero en el que Petrobras tiene participación.

Según la presidenta de la compañía, esos problemas se mantendrán en 2013, pero podrán ser superados con la entrada en operación en el segundo semestre de seis nuevas plataformas de producción.

Pese a ello, la empresa prevé que la producción promedio de petróleo en Brasil prácticamente se mantendrá estable con respecto a 2012 o, incluso, que hasta caiga un 2%.

"Hay varias plataformas que tienen que ser necesariamente paradas para mantenimiento en los próximos meses. Eso es indispensable. Pero en el segundo semestre tendremos una recuperación", aseguró.

La ejecutiva admitió igualmente que la deuda líquida de la empresa, que en 2012 saltó un 43% hasta 147,817 millones de reales (unos $73,908.5 millones), también se mantendrá elevada en 2013 debido a que la compañía necesita mantener sus captaciones para garantizar las inversiones programadas.

Tras haber realizado en 2012 inversiones récord por 84,137 millones de reales (unos $42,068.5 millones), Petrobras tiene previsto elevar las inversiones en 2013 hasta 97,700 millones de reales (unos $48,850 millones).

"Para ello tendremos que captar este año unos 20,000 millones de reales (unos $10,000 millones), casi el mismo nivel que el año pasado", aseguró.

La necesidad de elevar las captaciones y la deuda en momentos en que la compañía genera menos recursos excedentes por la caída de sus beneficios igualmente amenaza la calificación de riesgo que le otorgan las agencias internacionales a la empresa, admitió Foster.

"Evidentemente estamos atentos a la percepción que tienen las agencias sobre la situación de Petrobras, pero creemos que podremos mantener la confianza", dijo la ejecutiva.

Según Foster, las agencias de riesgo tendrán en cuenta que, con la entrada de seis nuevas plataformas marinas de explotación, Petrobras habrá sentado las bases para comenzar a elevar su producción significativamente.

"Nadie puede poner en duda que Petrobras doblará de tamaño en una década. En 2020 produciremos 4.2 millones de barriles de petróleo diarios en Brasil frente a los 1.98 millones del año pasado", afirmó.

Para acceder a recursos sin una capitalización la empresa pondrá en marcha un millonario plan de desinversión por $14,000 millones que había sido anunciado hace dos años y aún en análisis.

Foster dijo que en abril la compañía presentará una lista de activos a la venta y que incluyen tanto concesiones en Brasil como en el exterior, principalmente en el Golfo de México y en África, así como la refinería que controla en Pasadena (Estados Unidos).

Entre las variables que harán de 2013 un año difícil, Foster mencionó el desnivel entre los precios de los combustibles en Brasil y el exterior, que hace con que la empresa pague caro por la gasolina importada, y dijo que la compañía espera que el Gobierno brasileño concilie esos valores, lo que exigiría reajustes de precios.

La ejecutiva dijo que los reajustes del último año, que elevaron el precio de la gasolina en Brasil en 14.9%, fueron anulados por el aumento del 6% en el precio del barril en el exterior y por la apreciación del dólar en un 14%.

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus