Foto por

1 de 3

La inversión privada no despega en El Salvador

Etiquetas en: macro
Miércoles, 30 de Enero del 2013 | Escrito por - Leonel Ibarra/El Economista
Después de una caída del 15% en 2009, la inversión privada no levanta cabeza. Los empresarios aducen que no hay condiciones políticas y sociales favorables.

La inversión local sigue estancada en El Salvador, donde millones de dólares en impuestos y cientos de nuevos empleos siguen en papel y en puros proyectos esperando que llegue la hora y las condiciones adecuadas para materializarse.

Los sectores que tienen más proyectos estancados son construcción, agricultura y turismo, rama que mantiene en compás de espera unas cinco obras de infraestructuras por más de $2,600 millones, según estimaciones.

Para Waldo Jiménez, director de asuntos económicos y sociales de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), los inversionistas toman decisiones racionales con base en el análisis objetivo, pero también influyen elementos subjetivos como su “ánimo” sobre si esa oportunidad de inversión será exitosa y eso está relacionado con la actitud de los gobiernos en torno al mercado.

“Este gobierno piensa que la solución a las fallas de los mercados es interviniendo con regulaciones y no busca establecer condiciones para estimular la competencia. Esto, combinado con la crisis internacional, ha provocado que el país tenga menor inversión y esté en niveles de hace 20 años”, opina.

En efecto, como participación del Producto Interno Bruto (PIB), la inversión privada local  ronda actualmente el 12%, similar al que se tenía en 1990 (ver nota secundaria).

Aunque no se cuenta con datos del cierre de 2012, los analistas consideran que al estudiar el comportamiento de las importaciones (las cuales a septiembre solo han crecido interanualmente 1.6%), se prevé que los montos serán iguales o inferiores a 2011.

La percepción de algunos empresarios sobre el clima de inversión local sigue deteriorada y no muestra señales de cambios en el corto plazo.

El porcentaje de empresas que reporta estar ejecutando inversiones se mantiene en 19% desde el segundo trimestre de 2010, según la Encuesta de Dinámica Empresarial, elaborada por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

Se considera una señal “preocupante” el aumento del porcentaje de empresas que no están interesadas en invertir, pasando de 49% en 2010 a 58% en 2012, reza el informe de la fundación.

Esto va amarrado a que la Encuesta de Dinámica Empresarial de la misma institución señala que al tercer trimestre de 2011 el indicador global de inversión era de 10.5, mientras que al tercer trimestre del año pasado era de -0.2.

El impacto del consumo

Pero no solo las empresas no ven buenas perspectivas, la demanda también sigue en un estado aletargado que genera un circulo vicioso difícil de romper.

“El país tiene un problema serio de demanda y por ello no hay necesidad de incrementar las plantas de producción, y en la medida en que el país no crece y no hay demanda adicional, pues no es que las empresas pierdan competitividad”, afirma el analista Luis Membreño.

En efecto, aunque el consumo de los hogares es equivalente al 94% del PIB y pudiera tomarse como un factor que impulsa la inversión, hay que distinguir que está dirigido a bienes importados y esto no tiene los mismos efectos que los dirigidos a productos nacionales.

“Ese consumo, basado muchas veces en las remesas, estimula algunas compañías importadoras y la actividad comercial, pero no tiene los efectos multiplicadores que podría tener una fábrica local o la producción agrícola”, dice Roberto Rubio, director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE).

Contra la corriente

Y aunque la tendencia general es negativa, hay algunas compañías que han decidido invertir sobre todo en la compra de maquinaria, especialmente en el sector industrial como maquila y confección, químicos y farmacéuticos, y empaques.

Por mencionar algunas empresas, en 2012 el Hospital de Diagnóstico invirtió $6 millones en la construcción del nuevo Centro Internacional de Cáncer; la empresa de empaques SigmaQ invirtió $4 millones para la adquisición de maquinaria y el banco G&T Continental usó $5 millones para sus nuevas oficinas corporativas.

Aunque para Rodrigo Brito, director presidente de Hospitales de Diagnóstico, es preocupante lo que se escucha sobre la situación económica del país, afirma que en el rubro de la atención médica no puede esperar a que se solucione dentro de cinco años; al contrario, deben estar a la vanguardia.

En lugar de cambios, dice Brito, en la empresa se siguió con la misma estrategia, pero con mayor intensidad.

“De las utilidades que produce el hospital, más de tres cuartas partes se vuelven a invertir y eso lo hace solamente alguien que es consciente de que si no actualiza su equipo oportunamente, no dará la atención adecuada a los pacientes”, opina.

Y las inversiones de los Hospitales de Diagnóstico continúan: para mediados de este año comenzará el proyecto de una torre médica sobre el Paseo General Escalón, será terminada a finales de 2014 y la inversión rondaría entre $9 millones y $10 millones. Además, en abril de 2013 se hará la introducción de una segunda máquina de radiocirugía, conocida como Gamma Knife rotacional, bajo una inversión de $3.6 millones.

Esfuerzo para revertir

Actores gubernamentales están conscientes de la necesidad de estimular  que más empresas locales y extranjeras inyecten capital al país.

Alex Segovia, secretario técnico de la Presidencia, asegura que están haciendo una “apuesta estratégica en distintos componentes” para romper con la baja inversión. El gabinete económico presentó en septiembre pasado su propuesta para un modelo denominado “Nuevo ciclo para la inversión, el desarrollo y el empleo”.

El modelo pretende convertir al país en un productor de sus propios alimentos y generador de excedentes para la exportación y un centro logístico y de servicios regionales, con industria moderna y especializada, y servicios turísticos de calidad.

Además, en la Asamblea Legislativa se discuten ya iniciativas de reformas a las leyes de Zonas Francas, Servicios Internacionales, firma electrónica, de asocio público-privado, entre otras.

“Con estas (iniciativas),  en los próximos 18 meses se revertiría la tendencia y dejará las condiciones para que la inversión muestre signos de recuperación”, asegura Giovanni Berti, presidente de la  Agencia de Promoción de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA).

Aunque los empresarios y analistas ven los planes del Gobierno con buenos ojos, insisten en que la mejor manera de recuperar los índices de inversión es apostando a la certidumbre.

El Salvador mantiene un mal récord histórico

Sin duda, la ya tan conocida crisis económica global que empezó a castigar a finales de 2008 afectó el dinamismo económico del país. Aunado a esto, los empresarios dicen que la inseguridad ciudadana e inestabilidad política actual empantanan las oportunidades.

Sin embargo, al estudiar los comportamientos de los montos de inversión local se observa que solo han experimentado esporádicos despuntes y por lo demás han mantenido una baja participación en el Producto Interno Bruto (PIB) desde hace años.

En 2000, la inversión privada sumó $1,872 millones, equivalentes al 13% del PIB, y aunque fue en aumento hasta llegar un máximo de $2,835 millones en 2007, seguía representando solamente el 14% del PIB, según datos del Banco Central de Reserva.

Para que el país sea viable y supere tasas de crecimiento del 4%, la inversión privada (local y extranjera) como porcentaje del PIB debe ser al menos del 20%, estima PROESA.

A juicio de  Alex Segovia, secretario técnico de la Presidencia, el bajo crecimiento económico es porque la empresa privada no ha respondido como debería.

Sin embargo, Roberto Rubio, de FUNDE, opina que es prioritario salir de ese debate porque nadie tiene la razón absoluta. “Hay una sumatoria de muchos factores como altos costos de producción, monopolios, violencia, excesiva burocracia y poca mano de obra capacitada. Lo que pasa es que no se enfrentaron estos problemas estructurales a su debido tiempo”, dice.

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus