Distorsiones de crisis en zona euro comenzarían a corregirse

Etiquetas en: macro
Lunes, 4 de Febrero del 2013 | Escrito por - Reuters

Las distorsiones económicas de la crisis de la deuda soberana de la zona euro comienzan a corregirse, de acuerdo al seguimiento de una serie de datos citados por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, con los que Reuters realizó un gráfico.

En respuesta a una pregunta de Reuters en su conferencia de prensa del 10 de enero, Draghi mencionó la lista de indicadores que habían mejorado, diciendo que explicaban la decisión unánime del BCE de mantener las tasas de interés en el 0.75%.

El funcionario citó una "mejora significativa en las condiciones del mercado financiero y una estabilización más amplia de los indicadores cíclicos", agregando que "ahora está en juego un contagio positivo" en la zona euro.

El BCE celebra otro encuentro de política monetaria este jueves y el gráfico realizado por Reuters con las cifras mencionadas por Draghi muestra que la tendencia positiva de la que habló el mes pasado parece intacta.

Un sondeo de economistas publicado el miércoles pasado anticipa que el BCE dejará las tasas sin cambios como mínimo hasta mediados del 2014.

"Una mejora adicional de esos indicadores probablemente refuerce la actual postura de esperar y ver del BCE (sobre las tasas de interés)", dijo un economista de Nomura, Nick Matthews.

Tras el encuentro de política de diciembre del BCE, Draghi dijo que hubo "una amplia discusión" sobre una eventual reducción de las tasas, un comentario que alimentó las expectativas sobre un recorte pronto. Pero sus comentarios del 10 de enero deshicieron esas previsiones.

Desde entonces, Draghi refinó su declaración del "contagio positivo", diciendo en Davos el 25 de enero que esta dinámica era visible "en los mercados financieros y las variables financieras, pero no vemos que se transmita a la economía real aun".

Una mejora de los indicadores que citó Draghi el mes pasado podría respaldar la recuperación gradual de la economía de la zona euro que espera el BCE para más adelante este año.

Un deterioro podría aumentar la presión para revisar la postura del banco y reanimar las preguntas sobre un posible recorte de tasas. Sin embargo, el flujo de datos desde el 10 de enero ha sido positivo.

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus