Extensa y emocionante: la "loca" temporada de la Fórmula 1

Etiquetas en: life-sports
Lunes, 17 de Diciembre del 2012 | Escrito por - DPA
Fue la temporada más larga de la historia de la Fórmula 1, pero lejos estuvo de ser aburrida. La categoría reina del automovilismo ofreció un año en el que las emociones y los giros inesperados estuvieron presentes de principio a fin.

"La gente quiere ver un show y eso es lo que les ofrecemos", admitió el alemán Michael Schumacher después del Gran Premio de Brasil, el último de su carrera. El segundo y definitivo retiro del siete veces campeón mundial fue apenas uno los hitos de una temporada con condimentos para todos los gustos.

Después del dominio arrasador del año pasado, el Red Bull de Sebastian Vettel debió luchar hasta último momento para conseguir su tercer título consecutivo. Su gran rival, el español Fernando Alonso, llevó a su Ferrari hasta el límite de sus posibilidades y quedó a solo tres puntos de concretar la hazaña.

Vettel se demoró hasta la mitad de temporada para retomar el ritmo de 2011. Llegó a tener una desventaja de 44 puntos ante Alonso, pero en la curva final del año trepó a lo más alto tras encadenar cuatro victorias consecutivas y luego mantuvo la distancia -no sin sufrimiento- en Abu Dhabi y Brasil.

Mientras el alemán ponía a punto su Red Bull, la temporada vivía un inicio carente de toda lógica. Por primera vez, siete ganadores diferentes se repartían las primeras siete carreras de la temporada.

Y no solo eso. El liderazgo del campeonato cambió siete veces de manos en la temporada, mientras que en la pista se produjeron más de 1,000 maniobras de sobrepaso. "Esta temporada recibe de mi parte la máxima nota", dijo Alonso sobre un campeonato que por primera vez contó con 20 carreras.

Música para los oídos de Bernie Ecclestone, dueño de los derechos comerciales de la Fórmula 1 y principal impulsor de una expansión cada vez más alejada de Europa.

El exitoso regreso del finlandés Kimi Räikkönen, la sensacional victoria del venezolano Pastor Maldonado en Barcelona, la accidentada largada en Spa y el sólido debut del Gran Premio de Austin, en Estados Unidos, fueron otros de los puntos altos de la temporada. "El ganador es la Fórmula 1", resaltó el jefe de McLaren, Martin Whitmarsch.

El equipo británico pareció estar durante buena parte del campeonato a la altura de Red Bull, sin embargo los recurrentes problemas técnicos terminaron quitándole la chance de pelear por el título.
McLaren tendrá a partir de 2013 entre sus filas al mexicano Sergio "Checo" Pérez, que vivió una temporada con altos y bajos en la que se destacaron los podios en Malasia, Canadá y Monza. Su lugar en Sauber será ocupado por su compatriota Esteban Gutiérrez.

La serie de movimientos de equipo incluye la llegada de Lewis Hamilton a Mercedes en reemplazo de Schumacher, quien se retira con una claro sucesor a la vista.

Su compatriota Vettel se convirtió a los 25 años en el corredor más joven en lograr su tercer título y engrosó así su lista de récords de precocidad. "La historia no ha terminado", dijo Vettel, que irá en busca de su cuarto título en 2013.

Más allá de las emociones, la Fórmula 1 no estuvo exenta de polémicas como la ocurrida con el Gran Premio de Bahréin, donde ni siquiera las violentas protestas en el Golfo pudieron detener el "show".

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus