Pistas del escándalo de apuestas en el fútbol llevan hacia Singapur

Etiquetas en: life-sports
Miércoles, 6 de Febrero del 2013 | Escrito por - DPA
La particular carrera de uno de los individuos de peor fama en el mundillo de apuestas ilegales llegó a su fin en el círculo polar ártico: Wilson Raj Perumal, de Singapur, fue capturado por la policía en febrero de 2011 en Rovaniemi, Finlandia.

Según la acusación, el exfutbolista amateur hacía pagos a jugadores desde Escandinavia hasta Zimbabwe y, al ser considerado una de las figuras clave de los escándalos de apuestas en Europa, Asia y África, fue sentenciado a dos años de prisión.

"No es fácil atrapar a estos manipuladores", comentó el periodista deportivo Zaihan Yusof, que destapó hace dos años la participación de singapurenses en este tipo de operativos a gran escala.

Las recientes investigaciones de la Europol indican que en la manipulación de un único partido de fútbol podrían estar involucradas hasta 50 personas de 10 países.

En Italia, según confirmó un portavoz policial, se sospecha de otra persona de Singapur.

"Respaldamos a las autoridades italianas en sus pesquisas referidas a un gremio criminal que se supone manipuló partidos de fútbol y en los que se cree que fue partícipe un ciudadano de Singapur", informó el portavoz.

"No hacemos concesiones en la lucha contra quienes arreglan resultados, y hacemos todo por ayudar a ponerles las esposas a estas mafias transnacionales", destacó.

Por su parte, el portavoz de la Liga de Fútbol de Singapur hizo hincapié en que su país fue el primero en procesar judicialmente a un árbitro de la FIFA, según dijo en referencia a T. Rajamanickam, condenado a nueve meses de prisión en 1994 por arreglar resultados.

"Hemos acusado a toda una serie de futbolistas, entre otros, al exgoleador australiano Abbas Saad, a quien la FIFA le prohibió jugar en 1994".

Según el portavoz, el año próximo se inaugurará en Singapur un centro de aprendizaje de la Liga Mundial que estará dedicado a todo lo referente a apuestas ilegales y resultados pactados de antemano.

"Manipular partidos es como la prostitución", dice el expolicía y detective privado Lionel de Souza, de Singapur, quien investiga desde hace más de 10 años centros de apuesta. "No es algo que se pueda liquidar, solo se puede acotar haciendo uso de medidas lo más severas posibles", comenta.

"La manipulación de partidos es una empresa criminal enorme, que se encuentra al mismo nivel que el tráfico de estupefacientes, la prostitución y el contrabando de armas", dice George Das, que cubre el tema desde hace años en Malasia.

"Si yo fuese fan de este deporte, le plantearía preguntas bien contundentes a mi liga nacional de fútbol. No puede tolerarse bajo ningún concepto que nadie del mundo del fútbol haya tenido idea de la dimensión de la corrupción antes de que se produjeran las recientes revelaciones de la Europol", se escandaliza.

Según informaciones del presidente de la liga nacional de críquet de Singapur, Imran Hamid, la corrupción ha hecho mella en el mundo del deporte desde hace tiempo. "Es una enfermedad global que se ha instalado en muchas disciplinas deportivas", lamentó Hamid. En 2011 tres jugadores de críquet paquistaníes fueron condenados a prisión por manipular resultados.

El secretario general de la Liga Asiática de Fútbol, Alex Soosay, respalda adoptar una política de "tolerancia cero".

INTERPOL convocó a mediados de febrero una conferencia sobre operativos criminales de este tipo de mafias que tendrá lugar en Kuala Lumpur.

Quizá te pueda interesar

comments powered by Disqus