Actualidad

Centroamérica se une para registrar el desplazamiento forzado por violencia

El Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), junto a la organización humanitaria Cristosal, lanzaron este martes un programa informático para registrar los casos de desplazamiento forzado generados por la violencia.
 

Foto: Archivo.

Datos recabados por Cristosal en los países del llamado Triángulo Norte de Centroamericana (El Salvador, Honduras y Guatemala) dan cuenta de que solo en 2018 se registraron 1.742 personas víctimas del desplazamiento forzado por la violencia.

La jefa del Gabinete de la Secretaría General del SICA, Olinda Salguero, aseguró que la importancia del software es que permitirá recabar datos para impulsar políticas públicas.

Añadió que este programa servirá también para "homologar el registro de las víctimas" y generar políticas de "atención, protección y las propuestas de solución".

El proyecto surge a partir de la experiencia y trabajo realizado por Cristosal, que lleva más de cinco años atendiendo a víctimas del desplazamiento forzado y registrando su situación.

"El sistema cuenta con redes de recolección y análisis de datos al interior de organizaciones estatales, internacionales y de la sociedad civil", acotó Salguero.

Por su parte, el director ejecutivo de Cristosal, Noah Bullock, explicó que para "generar una respuesta nacional" ante este fenómeno se necesita "información confiable" sobre las causas, condiciones y necesidades de las personas desplazadas.

"Si no contamos con información, no contamos con evidencia para generar respuestas", sostuvo Bullock.

Este sistema también cuenta con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El jefe de misión de este organismo para el Triángulo Norte, Jorge Peraza, destacó que en la región "hay muchas instancias de la sociedad civil trabajando arduamente para atender a víctimas" y que era necesario tener toda esa información junta para "poder tener una fotográfica más clara de la situación".

Los principales causantes del desplazamiento forzado, al menos en el Triángulo Norte, son las pandillas en un 84,6 % de los casos, mientras que la Policía y el Ejército están vinculados en el 2,2 % y 0,6 % de los casos, respectivamente.

Las personas desplazadas por la violencia en esta región, según Cristosal y otras organizaciones que se han sumado a registrar la situación, son mujeres en un 52,7 % de los casos y los hombres representan el 47,3 %. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines