Actualidad

Brasil recogerá una cosecha récord de granos este año

Brasil, uno de los mayores productores de alimentos del mundo, recogerá este año una cosecha de 239,8 millones de toneladas de granos, la mayor en la historia del país y un 5,9 % superior a la de 2018, según la proyección divulgada este martes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas.

Brasil recogerá una cosecha récord de granos este año

Brasil recogerá una cosecha récord de granos este año

Brasil, uno de los mayores productores de alimentos del mundo, recogerá este año una cosecha de 239,8 millones de toneladas de granos, la mayor en la historia del país y un 5,9 % superior a la de 2018, según la proyección divulgada este martes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas.

La producción brasileña de cereales, leguminosas y oleaginosas mejorará todas las previsiones divulgadas hasta ahora y superará en 13,3 millones de toneladas la de 2018 (226,5 millones de toneladas), según la proyección que el organismo estatal hizo a partir de las visitas al campo hechas en agosto.

Impulsada por las buenas condiciones climáticas y por el aumento del área cultivada y de la productividad, la cosecha de este año superará en 1,4 millones de toneladas la de 2017 (238,4 millones de toneladas), hasta ahora la mayor en la historia del país.

De acuerdo con el instituto, el área cosechada crecerá un 3,2 %, desde 61 millones de hectáreas en 2018 hasta 62,9 millones de hectáreas este año.

Según la proyección, el crecimiento de este año será impulsado principalmente por el fuerte salto en la producción de maíz, cuya cosecha aumentará un 21,5 % frente a la del año pasado, hasta el récord de 98,9 millones de toneladas.

Ello debido a que los otros dos productos más cultivados en el país registrarán una reducción de producción este año: la cosecha de soja bajará un 3,9 % y la de arroz un 12,7 %.

Pese a una caída de 4,6 millones de toneladas en la producción entre 2017 y 2018, la cosecha de soja aún será la mayor del país ya que alcanzará 113,2 millones de toneladas.

El gerente de estudios de agricultura del instituto, Carlos Alfredo Guedes, atribuyó el fuerte salto de la producción de maíz a la decisión de los agricultores de anticipar la recolección de la soja, con lo que se abrió espacio para el cultivo de maíz, a las buenas condiciones climáticas y al aumento de su precio en los mercados internacionales.

"Brasil ha exportado mucho maíz en 2019, especialmente hacia países que atienden el mercado chino y que están ampliando la producción de carne de cerdo debido a al gripe porcina en el gigante asiático (que obligó a China a sacrificar parte de su rebaño)", explicó Guedes.

La soja, el maíz y el arroz, en esa orden los granos más producidos por Brasil, serán responsables en conjunto por el 92,7 % de toda la cosecha de este año en el país y por el 87,2 % del área cultivada.

Mientras que el área destinada al cultivo de maíz creció un 6,8 % con respecto al año pasado y la de la soja aumentó un 2,3 %, la del arroz se redujo en un 10,3 %.

Entre otros productos cuya cosecha siempre se ubica por encima del millón de toneladas, también habrá un importante aumento en la producción de algodón, del 32,4 %, incentivada igualmente por el aumento de la demanda china; sorgo (+13,9 %) y trigo (+9,5 %).

La producción de caña de azúcar, producto del que Brasil es el mayor exportador mundial, se reducirá en un 1,4 %, así como también son esperadas disminuciones en las cosechas de café (-13 %), naranja (-1 %), tomate (-4,3 %) y uva (-10,5 %).

El aumento de la cosecha brasileña coincide con las medidas de incentivo para el sector anunciadas por el nuevo presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Desde que llegó al poder, el pasado 1 de enero, Bolsonaro ha reforzado su apuesta por el agronegocio y confía en la fuerza del sector para sacar adelante la debilitada economía brasileña.

El mandatario hizo un guiño a los grandes productores rurales y puso a cargo del Ministerio de Agricultura a Tereza Cristina Correa, una importante empresaria con estrechos vínculos con los empresarios agropecuarios.

En su lucha por impulsar el sector, el Gobierno brasileño también defiende liberar más agrotóxicos en el campo, un proceso que se ha acelerado bajo el mandato de Bolsonaro. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines