Actualidad

Café y azúcar de El Salvador con libre acceso al mercado de Corea del Sur tras entrar en vigor el TLC

El azúcar salvadoreña cruda tendrá libre acceso al mercado surcoreano, pues este producto podrá ingresar de inmediato y sin restricción de cuota. El café oro tiene acceso inmediato al mercado coreano, según el MINEC.

Antecedentes. Previo a una  negociación como la realizada con Corea del Sur hay acuerdos como el CAFTA y el acuerdo de Asociación con la UE.

El comercio bajo las preferencias acordadas en el Tratado de Libre Comercio (TLC) que negoció El Salvador en conjunto con Centroamérica entró en vigor este mes, según informó el Ministerio de Economía (MINEC), entidad que ya publicó el modelo e instructivo para llenar los certificados de origen.

De acuerdo con el MINEC, Corea del Sur es uno de los tres principales socios comerciales más importantes de El Salvador en Asia, junto con Taiwán y Japón. En 2017, las exportaciones nacionales a ese mercado sumaron $13.2 millones, lo que representó un crecimiento interanual de 25 %, en relación con el año 2016.

Por otra parte, la inversión coreana en El Salvador asciende a $40.6 millones y las empresas originarias de ese país instaladas en el territorio nacional generan más de 7,500 empleos.

Corea del Sur es además uno de los 10 principales proveedores de bienes terminados y de una serie de insumos utilizados por la industria nacional en sus procesos productivos. "Lo anterior es una muestra del grado de complementariedad existente entre ambas economías, lo que en materia de comercio exterior es sinónimo de beneficios mutuos", según el MINEC.

En Centroamérica, El Salvador es el cuarto importador de productos procedentes de Corea del Sur con un 12.1 % de las mismas. Panamá ocupa el primer lugar con 38.3 %. La región importa desde ese mercado bienes como llantas, teléfonos móviles, productos tecnológicos y de línea blanca, cosméticos, y productos de hierro y acero, entre otros.

Negociaciones

Los primeros acercamientos entre las autoridades de Centroamérica y de Corea del Sur datan de 2012. Sin embargo, fue hasta 2014 cuando el exministro de Economía Tharsis López se reunió en la Organización Mundial del Comercio (OMC) con el representante de Corea presente en Ginebra, para expresarle el interés de negociar el acuerdo.

La propuesta fue aceptada por las autoridades en Seúl, por lo que en febrero de 2015 las partes anunciaron en Houston, Texas, el lanzamiento oficial de las negociaciones. En esa ocasión se firmó una declaración conjunta que contenía los principios que regirían el proceso.

En total, ambas partes celebraron siete rondas y dos reuniones intersesionales, que concluyeron en noviembre de 2016.

Productos con acceso

Uno de los objetivos del tratado es eliminar los aranceles (impuestos a la importación) que se aplican a las mercancías originarias, conforme a una tabla de desgravación establecida durante las conversaciones.

El café será uno de los productos que ingresarán sin pagar aranceles a ese mercado. El café oro tampoco estará sujeto a una cuota. Esto significa que no se limitará la cantidad de grano que podrá exportarse al país asiático.

El café ya procesado (instantáneo, por ejemplo) tendrá un plazo de desgravación de tres años. Esto quiere decir que los actuales aranceles que se cobran en ese país se irán reduciendo de manera gradual durante ese plazo hasta llegar a cero.

Por su parte, la exportación de azúcar cruda no estará sujeta a cuotas, como ocurre con los otros acuerdos comerciales que ha firmado el país.

El calzado plástico tendrá un plazo de desgravación arancelaria de cinco años. El acuerdo cubre el 95 % de todos los productos del comercio. Para proteger a los sectores sensibles, se dejaron 340 líneas arancelarias (clasificación para determinar el porcentaje de impuestos a pagar) excluidas.

En el caso de Corea del Sur, los productos que gozarán de una baja en aranceles al ingresar al país son: láminas de hierro y acero, láminas de polietileno y polipropileno, y vehículos, entre otros.

Asimismo, con el tratado se pretende aumentar el flujo de inversión coreana.

La expectativa es que las exportaciones del país hacia Corea incrementen desde $16 millones hasta un máximo de $44 millones, según proyecta el MINEC.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines