Actualidad

Cámara de Comercio de EUA y Canadá critican posibles aranceles al automóvil

Cámara de Comercio de EUA y Canadá critican posibles aranceles al automóvil

Cámara de Comercio de EUA y Canadá critican posibles aranceles al automóvil

La Cámara de Comercio de Estados Unidos, senadores republicanos y Canadá criticaron hoy la posibilidad de que Washington imponga aranceles a las importaciones de vehículos y sus componentes.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos emitió un comunicado en el que dijo que se "opone totalmente" a la "amenaza" de que el Gobierno estadounidense lance una investigación para determinar si las importaciones de automóviles y componentes dañan la seguridad nacional.

"El sector del automóvil está prosperando más que nunca. La producción se ha duplicado en la última década, exporta más que cualquier otro sector y emplea a casi un 50 % más estadounidenses que en 2011", añadió la Cámara de Comercio.

En Canadá, el sindicato Unifor, que representa a 40.000 empleados del sector, calificó el anuncio ayer de que el Departamento de Comercio de EE.UU. iba estudiar la posible imposición de gravámenes al automóvil de "apresurado".

El presidente de Unifor, Jerry Dias, afirmó en un comunicado que "Canadá no es una amenaza para la seguridad de Estados Unidos" y que no está clara "la motivación o el objetivo de los posibles aranceles".

Dias indicó que el anuncio puede ser "una táctica negociadora" con vistas a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que actualmente está estancada por las demandas de Washington respecto al sector del automóvil.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, consideró "absurda" la idea de que Canadá pueda suponer una amenaza para la seguridad estadounidense.

"La idea de que vehículos fabricados en Canadá, en muchas ocasiones por compañías estadounidenses y empleando muchos componentes producidos en Estados Unidos, suponen una amenaza para la seguridad de EE.UU. es realmente absurda", declaró hoy Freeland en Ottawa.

En Washington, senadores republicanos criticaron la posible imposición de aranceles porque en la práctica supondría un impuesto a los consumidores estadounidenses.

El senador republicano por Wisconsin, Ron Johnson, criticó que la administración del presidente Donald Trump esté utilizando la seguridad nacional, cuando "es claramente un tema económico".

En términos similares se expresó otro senador republicano, John Cornyn, quien aseguró que otros congresistas también están preocupados por el uso de la seguridad nacional como excusa para el "proteccionismo".

La Alianza de Fabricantes de Automóviles (AMA), que representa a los principales fabricantes de automóviles presentes en EE.UU., señaló en un comunicado que están convencidos de que "las importaciones de vehículos no suponen un riesgo para la seguridad nacional".

De momento, la única voz que ha aplaudido la investigación ha sido el sindicato de los trabajadores del automóvil de EUA, UAW.

Su presidente, Dennis Williams, apuntó hoy que "los Estados Unidos se han convertido en un vertedero para muchos países por un coste muy bajo".

Lee también

Comentarios