Actualidad

Claudia de Ibáñez: “Aprendí que mis palabras tenían poder”

Claudia de Ibáñez: “Aprendí que mis palabras tenían poder”

Claudia de Ibáñez: “Aprendí que mis palabras tenían poder”

Claudia de Ibáñez, acumula una trayectoria de más de 25 años en el ámbito empresarial desde varios escenarios. Es una líder que abre brecha para las demás. 

Claudia de Ibáñez, es una de las voces más fuertes en el sector empresarial salvadoreño, pues es la presidenta de la Cámara Americana de Comercio de El Salvador (AmCham) desde 2012. También es la representante país y subdirectora Regional de Apoyo al Crecimiento de Walmart, en El Salvador y directora del Comité Ejecutivo de la ANEP.

Pero, principalmente, porque es una mujer consciente de sus capacidades con una trayectoria de más de dos décadas de respaldo. “Siempre supe que la educación haría la diferencia, los paradigmas no han sido parte de mi vida, aunque tengo que aceptar que existen y me rodean, pero decidí no hacerles caso, me enfoqué en mis metas y no en los círculos de hombres que me rodeaban. Ser uno mismo y no tener miedo a hablar y a participar hace la diferencia. Aprendí que mis palabras tenían poder y decidí comenzar a usarlas de manera positiva sabiendo que esto también podría provocar abrir espacio para otras mujeres”, expresa De Ibáñez.

 No obstante, identifica que en el mundo actual las mujeres aún enfrentan grandes retos y obstáculos como las tareas domésticas, las tareas de cuido y de la familia debido a que la sociedad ha determinado que sean roles exclusivos para las mujeres cuando son tareas compartidas con el esposo o padre de los hijos.

“Muchas veces estas tareas le impiden a la mujer insertarse en el mundo laboral y desarrollarse de manera profesional hasta un nivel de liderazgo alto. En realidad estos son estigmas que la sociedad ha creado, pero quizá lo peor es que la mujer salvadoreña lo crea y lo viva sin renegar y además lo fomente”, lamenta.

Pero también celebra que con el paso del tiempo las mujeres se están abriendo paso, con la cultura del empoderamiento y hay una decisión de ser protagonistas. Esto está cerrando las brechas y preparando el terreno para  las nuevas generaciones.

De Ibáñez invita a todas las mujeres a que no vivan, no crean y no repliquen paradigmas de la sociedad. Las insta a que si tienen un sueño, trabajen por él y que aprovechen cada espacio y oportunidad para vencer miedos y crear una sociedad más justa y equitativa para sus hijas y las de los demás.  

“Es natural tener miedo a enfrentar nuevos retos, pero no podemos permitir que el miedo nos detenga. Es importante escuchar nuestra voz interior, nuestro instinto, que está basado en nuestra experiencia. Es importante que las mujeres líderes desempeñemos un buen papel de esta manera estaremos apoyando a otras mujeres y abriéndoles camino”, dijo.•

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines