Actualidad

Comercio en Centroamérica se paraliza por fallas en el sistema DUCA

Saturación. Desde el martes por la noche comenzaron a divulgarse retrasos en el despacho de mercadería en las fronteras del país. El transporte de carga pidió un plan contingencial de manera urgente.

Saturación. Desde el martes por la noche comenzaron a divulgarse retrasos en el despacho de mercadería en las fronteras del país. El transporte de carga pidió un plan contingencial de manera urgente.

Gremiales empresariales salvadoreñas denunciaron ayer la paralización en el comercio intrarregional a raíz de las fallas presentadas en los sistemas informáticos a través de los cuales se implementaría la Declaración Única Centroamericana (DUCA).

Este nuevo documento, en sus tres versiones, sustituye al que se utilizaba para el Tránsito Internacional de Mercancías (TIM) y al Formulario Aduanero Único Centroamericano (FAUCA) en las operaciones de exportación, importación y tránsitos de mercancía en Centroamérica.

La transición para el uso de la DUCA inició el martes anterior. Desde un día antes "se reportaron serios problemas de interconexión y no ha sido posible realizar exportaciones ni importaciones con normalidad", aseveró la Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (CIFACIL), por medio de un comunicado.

La organización estimó que las pérdidas diarias para El Salvador ascienden a $16 millones respecto a las exportaciones, y a $32 millones en el caso de las importaciones. La Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (ASTIC) también aseveró que el problema está causando pérdidas millonarias, pero sin proporcionar una cifra estimada. Raúl Alfaro, líder del transporte de carga, aseveró que miles de camiones estaban varados en los puestos fronterizos, pues no habían podido elaborar los documentos y en algunos casos los documentos elaborados no aparecían en el siguiente país de tránsito.

"Estamos paralizados. Las leyendas de error y de autorización rechazadas fueron generales en las pantallas de sus equipos informáticos, los teléfonos de contacto para dar asistencia fueron insuficientes y no contestaban al transcurrir estos dos días", comentó CIFACIL.

Esta gremial apuntó que las exportaciones que se realizaron desde el lunes por la tarde no se habían podido concretar, por lo menos hasta ayer en la tarde.

El mayor problema que se ha detectado hasta el momento es que a la hora de transmitir el DUCA-T, que se usa para la mercancía que va en tránsito, este no reconocías las firmas y por lo tanto no podían despachar los contenedores, según CIFACIL.

"Se conoció de casos en que solo una empresas salvadoreña tenía 15 contenedores detenidos sin poder exportar ya para el martes 7 de mayo. Otra empresa reportó 48 equipos de exportación retenidos sin despachar ni por Guatemala ni por Honduras, 23 equipos de importación de plantas de Honduras para procesos de coproducción hacia El Salvador también retenidos", ejemplificó CIFACIL.

Ante las fallas e inconvenientes reportados, la Dirección General de Aduanas (DGA) informó que ha solicitado se active un plan de contingencia regional, y dijo que activó el despacho de mercancía "por contingencia en las aduanas", del país, según un comunicado emitido ayer. De acuerdo con CIFACIL, el problema es que Guatemala y Honduras no reconocen la contingencia declarada por El Salvador.

CIFACIL urgió que se permita utilizar la plataforma anterior, una petición en la que coincide ASTIC.

Retrasos en fronteras

Debido al problema en el nuevo sistema, comerciantes e importadores de frutas, verduras y flores reportaron algunas pérdidas de estos productos debido a la espera por más de 48 horas en la frontera Las Chinamas, en el departamento de Ahuachapán. Algunos de los propietarios de los productos explicaron que desde el momento en que se presentaron en la frontera de Valle Nuevo, en Guatemala, iniciaron los problemas al intentar abandonar el vecino país.

"Primero nos decían que no había sistema que debíamos esperarnos; y pasaron algunas horas, cada vez la fila de camiones era más grande y la desesperación por salir de Guatemala aumentaba. Luego nos dijeron que el problema era en El Salvador y por último nos amenazaron con no dejarnos pasar porque ese era un paso turístico y no de camiones", dijo María Ester Dueñas, que junto con otras seis personas trasladaba un camión cargado de diferentes tipos de flores que valoró en más de $3,500.

Dueñas explicó que la urgencia era que debían entregar el producto ayer a las 7 de la mañana a comerciantes de San Miguel, para que ellos comenzaran a elaborar diferentes arreglos florales y ser comercializados para el Día de la Madre que se celebra mañana, viernes. "Las flores se nos están quemando por el calor y porque no tenemos cómo echarles agua, si nos atrasamos más los comerciantes no las van a querer marchitas o el precio bajará significativamente, lo cual representará una pérdida de dinero para nosotros" dijo la comerciante. José Adalberto Molina dijo que ante la negativa de las autoridades guatemaltecas de brindar una solución al problema debieron buscar la ayuda de aduana de El Salvador que les proporcionó una oportunidad de ingresar al país al llenar los formularios respectivos, además de cancelar los aranceles por los productos.

Dijo que de continuar un día más en este paso fronterizo hubiera registrado pérdidas totales de verduras que trasladaba hacia el mercado La Tiendona, en San Salvador. "Hay producto que ya se perdió porque es muy delicado como el brócoli o el repollo, solo en eso hemos perdido como unos $1,500 y estamos viendo que una parte de zanahoria tampoco es comerciable también quizá se nos ha ido unos $500 en ese producto", comentó Molina, que agregó que el total del producto transportado era de $13,000.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines