Actualidad

Corte de Cuentas de El Salvador recomienda que hospital en CIFCO sea permanente

Presidenta de la Corte de Cuentas cree que debe analizarse el costo-beneficio del nuevo hospital, porque los gastos en insumos médicos son "bastante onerosos".

Carmen Elena Rivas, presidenta de la Corte de Cuentas de la República (CCR), cree que el Gobierno debe analizar el costo y beneficio de la inversión de $70 millones en el hospital que construye en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO). El hospital, según lo divulgado hasta hoy por la Presidencia, estará destinado únicamente a la atención de pacientes afectados por la pandemia generada por nuevo coronavirus covid-19.

De ser así, de acuerdo con Rivas, el Gobierno podría trasladar las instalaciones de CIFCO a otra ubicación al finalizar la emergencia nacional. "Deben analizarse, por ejemplo el costo-beneficio si al finalizar la emergencia, el hospital se queda y el CIFCO se traslada a otro lugar", dijo ayer la presidenta en una entrevista radial.

Rivas, además, detalló que el próximo 14 de abril iniciará con el plan de contingencia de fiscalización a petición de los titulares que administrarán los fondos la emergencia. Agregó que los auditores ya están siendo instalados en el Ministerio de Economía (MINEC).

El plan de la CCR es realizar seis exámenes concurrentes (sobre la marcha de los proyectos).

"En la auditoría concurrente vamos a verificar la legalidad de la gestión de los funcionarios en esta emergencia nacional, a partir de los lineamientos emitidos por la Unidad Normativa de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (UNAC), la Asamblea Legislativa y el Órgano Ejecutivo", dijo Rivas.

De acuerdo con la magistrada, los equipos encargados de las auditorías tendrán una audiencia con el secretario de Innovación de la Presidencia el 15 de abril. Ella espera que en esa reunión puedan verificar las condiciones para entregar el beneficio económico de $300, destinado a los afectados por no poder generar ingresos por la cuarentena obligatoria.

Dentro de esos seis exámenes concurrentes, también está la verificación de la entrega de los $150 al personal de Salud y elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), Fuerza Armada y demás entidades gubernamentales que trabajen para evitar el contagio por el coronavirus covid-19, convertido en pandemia.

Rivas, sin embargo, advirtió que aunque las auditorías comenzarán hasta el 14 de abril, tras la compra de los medicamentos por el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), los responsables de esas adquisiciones deberán realizar un informe al respecto para presentarlas al equipo de fiscalizadores.

Junto con estas auditorías, la Corte de Cuentas también fiscalizará las donaciones nacionales e internacionales que reciba el gobierno por el covid-19 y la actuación de la mesa de contingencia gubernamental creada por la pandemia.

Rivas agregó que aumentaron la cantidad de auditores a 50, quienes estarán encargados de los seis exámenes de fiscalización concurrente. Ya fueron presentados a las autoridades de MINSAL, MOP, MINEC y a personeros de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES).

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines