Loading...
Actualidad

Corte de energía eléctrica afectó al 10 % de Centroamérica

Este disturbio inició en El Salvador, en la subestación de Acajutla, debido a la desconexión de la línea de transmisión. La causa aún está bajo investigación por parte de las autoridades regionales.

Desconexión El 40 % de El Salvador estaba desconectado el miércoles durante el

Desconexión El 40 % de El Salvador estaba desconectado el miércoles durante el "apagón parcial", indicó el EOR.

Una falla que se originó en las líneas de transmisión de la subestación de Acajutla, en Sonsonate, y cuya causa aún está bajo investigación, originó este miércoles un corte de energía que afectó a un 10 % de la región centroamericana, informó el Ente Operador Regional (EOR).

Centroamérica cuenta con un Sistema Eléctrico Regional (SER) en el que participan Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica a través de la interconexión de líneas que atraviesan sus fronteras. El EOR es la institución encargada de coordinar la operación de todas estas interconexiones.

La falla inició a eso de las 6:46 de la tarde en las líneas de transmisión que conectan la subestación de Acajutla, de la empresa Transmisora de El Salvador (ETESAL), informó la Unidad de Transacciones (UT), entidad que opera y administra el mercado mayorista de electricidad en El Salvador. Se solicitó una versión a ETESAL, pero al cierre de esta nota no había respuesta.

"Hubo una desconexión de las líneas de transmisión, al desconectarse lo que sucede es que empezó a perderse generación. Para que nuestro sistema se pudiera proteger, empezó a operar el esquema de protección para mantener el balance carga-generación", comentó Marcela María Molina, gerente de Asuntos Regulatorios de la UT.

Ese balance quiere decir que en todo momento la generación de energía debe de ser igual a la demanda, lo que permite mantener la seguridad del sistema.

El indicador para mantener este balance es la frecuencia. Para que el sistema eléctrico se mantenga estable la frecuencia debe marcar 60 hertz, lo que es supervisado "en todo momento" por la UT con el fin de evitar cualquier desajuste y tomar acciones en caso de que esto ocurra, detalló Molina.

"Lo que pasó en el evento precisamente es esto, que cuando se desconectó generación empezó a bajar la frecuencia. Entonces comenzaron a operar esquemas de protección que tenemos en nuestro sistema, para que el sistema se mantenga y no haya un colapso", amplió Molina.

"Eso originó que se perdiera el flujo de energía que estaba produciendo esta empresa EDP (Energía del Pacífico) con 231 megavatios; Termopuerto, con 67 megavatios; y Acajutla (ETESAL), con 127 megavatios. En total, hubo una pérdida instantánea de 425 megavatios", indicó René González, director ejecutivo del EOR.

Esta pérdida representó aproximadamente el 40 % de la generación que en ese momento estaba atendiendo la demanda de El Salvador, apuntó González.

Debido a este evento, y como un mecanismo de protección El Salvador se aisló del resto de países centroamericanos. El EOR, por su parte, explicó que el SER quedó dividido en cuatro islas: Guatemala, El Salvador, Honduras, y Nicaragua-Costa Rica-Panamá (estos tres países formando una sola isla).

"Si no se abren esas interconexiones por medio de esquemas de control, que fueron instalados por el EOR junto con los operadores nacionales para proteger a los sistemas eléctricos, durante esta situación, hubiéramos tenido una pérdida total de 2,000 megavatios hubiera sido un efecto más catastrófico tanto en Nicaragua, Honduras y El Salvador e inclusive Guatemala", específico González.

En un primer momento, el EOR estimó que la desconexión tras este disturbio causó una pérdida aproximada de 800 megavatios (MW) entre Guatemala, Honduras y El Salvador. Ayer, el último reporte de la entidad señalaba una pérdida de 1,081 MV: 429 MW en El Salvador, 389 MW en Guatemala y 287 MW en Honduras.

"En ese momento teníamos una demanda de 8,400 megavatios, aproximadamente, en Centroamérica. Fácilmente hubiéramos tenido como el 25 % de la región centroamericana apagada (si no se hubiera activado el plan de emergencia). Sin embargo, el efecto se redujo prácticamente a un 10 %. Las pérdidas totales fueron del 10 % de la demanda en ese momento", puntualizó el director ejecutivo del EOR.

"Son protecciones que actúan de forma automática y se activan cuando hay un desbalance de frecuencia", dijo, por su parte Molina, sobre los mecanismos de seguridad del SER.

La recuperación ocurrió en poco más de una hora, lo que se considera "relativamente rápido", pues los tiempos siempre están condicionados por una serie de "elementos exógenos", expresó González. "En una hora, estaban todas las interconexiones cerradas en los países, estábamos cerrando con México y las interconexiones que fueron abiertas por los esquemas de control".

Resto de países

Según la EOR, Nicaragua, Costa Rica y Panamá no enfrentaron pérdidas sino solo una afectación justo en el momento en que hubo una sobregeneración de energía porque estos trataron "inercialmente" de respaldar la falla que había en el norte de la región centroamericana porque así está organizado el sistema.

"Los generadores cuando están conectados a la red eléctrica y encuentran que hay un déficit por ahí que debe ser atendido, inercialmente todos sus flujos de energía se marcan hacia esa dirección", dijo González. El mercado eléctrico centroamericano también está conectado con la parte sur de México en puntos como Tapachula y Chiapas donde hay generación hidroeléctrica, de gas natural, además de otras fuentes.

Cuando se produjo "el apagón parcial", se da una interacción de los seis sistemas eléctricos junto con el sistema mexicano.

"Cuando se suman esas energías, se caliente la línea que traen... se produce el bajo voltaje con la conexión con México, esa línea sale y se genera un déficit aún mayor coordinado entre Guatemala y El Salvador; ese déficit combinado, produce que alguna energía venga desde el sur desde Panamá y Costa Rica, atraviese Nicaragua, Honduras, y llegue hasta El Salvador y Guatemala y Honduras", apuntó González sobre lo que aconteció el miércoles pasado.

Causas desconocidas

Hasta ayer, las causas de este disturbio eran desconocidas. "Solo sabemos que la falla se originó en las líneas de doble circuito que van de Acajutla a Sonsonate. El primer circuito fue construido por ETESAL, el segundo circuito fue construido por la empresa EDP (Energías del Pacífico). Ellos son los que podrían precisar. Cuando se dan fallas en las líneas de transmisión, hay un patrullaje que se hacen para identificar si fue algún accidente que se pudo haber presentado, o cualquier otra causa", expresó González.

Tanto la UT y el EOR mantenían reuniones para indagar sobre el evento.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines