Actualidad

Cumbre Mercosur entre acuerdo UE, Venezuela y migración

La modernización del Mercosur para adaptarse a las exigencias del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea y avanzar en tratados similares con otras regiones, la crisis política en Venezuela y anuncios sobre migración y género serán los ejes del encuentro este miércoles de los presidentes del bloque sudamericano.

Cumbre Mercosur entre acuerdo UE, Venezuela y migración

Cumbre Mercosur entre acuerdo UE, Venezuela y migración

La modernización del Mercosur para adaptarse a las exigencias del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea y avanzar en tratados similares con otras regiones, la crisis política en Venezuela y anuncios sobre migración y género serán los ejes del encuentro este miércoles de los presidentes del bloque sudamericano.

Los mandatarios conservadores de Argentina, Mauricio Macri, y de Brasil, Jair Bolsonaro, principales impulsores de la firma del tratado con la UE tras más de 20 años de negociaciones; junto a sus pares de Uruguay, Tabaré Vázquez, y Paraguay, Mario Abdo Benítez, participarán del cónclave en el centro de convenciones de la estación Belgrano, uno de los edificios más emblemáticos de Santa Fe, capital de la provincia del mismo nombre a unos 470 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

También estarán presentes los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y Evo Morales, de Bolivia, en su condición de Estados asociados.

La cumbre tiene por objetivo acordar mecanismos que permitan poner en vigencia lo antes posible el tratado de libre comercio con la UE, que complementará las economías de una región fundamentalmente productora de materias primas -Sudamérica- con otra de bienes y servicios -Europa-.

“Hemos resuelto con ministros de Comercio y cancilleres tratar de avanzar en la concreción del acuerdo y una vez que estén terminados todos los temas legales la idea es que a partir de ahí, una vez que esté aprobado por el Parlamento europeo y que en cada país lo vayan aprobando los Congresos, empiece a funcionar de manera provisional”, dijo a periodistas el ministro de Producción argentino Dante Sica antes del inicio de las deliberaciones de los presidentes.

En la década pasada, bajo gobiernos de centroizquierda, el Mercosur apostó más por la integración regional que tuvo su punto máximo con la incorporación de Venezuela. Pero con el cambio de signo ideológico hacia la centroderecha en Brasil y Argentina, las dos principales economías sudamericanas y socios fundadores del bloque, la diplomacia se orientó hacia la búsqueda de acuerdos de libre comercio con otras regiones al tiempo que Venezuela fue suspendida en 2017 debido a su crisis política.

Sica detalló que “quedamos en avanzar en un acuerdo con la Alianza del Pacífico -integrada por Chile, Colombia, México y Perú- para digitalizar nuestras economías, avanzar en una nueva dinámica de comercio electrónico”. Al mismo tiempo el Mercosur espera cerrar un tratado de libre comercio con la Asociación Europea de Libre Cambio (EFTA, por su sigla en inglés e integrada por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza) y con Canadá, Singapur y Corea del Sur en 2020.

El ingreso futuro de frutas, carnes y vinos sin arancel al Viejo Continente para alimentar a unas 500 millones de personas ha provocado estupor en las asociaciones de ganaderos y agricultores, en especial en Francia. A su vez los fabricantes europeos de vehículos, textiles y calzado se frotan las manos ante la posibilidad de sumar unos 270 millones de potenciales clientes en América del Sur, donde empresarios y sindicatos ligados a esos rubros también alzaron la voz.

“Es un acuerdo muy equilibrado en términos de demandas y concesiones que ha hecho la Unión Europea y Mercosur”, recalcó Sica, quien atribuyó parte de las críticas a la campaña para las elecciones generales de octubre en Argentina y Uruguay.

Por otra parte, los presidentes también hablarán sobre Venezuela. Es poco probable que el Mercosur como bloque reconozca al autoproclamado presidente interino Juan Guaidó, algo que sí hicieron por separado Argentina, Brasil y Paraguay. La negativa de Uruguay ha impedido hasta ahora una declaración conjunta en ese sentido.

No obstante, el canciller argentino Jorge Faurie adelantó la víspera que Venezuela “estuvo sumamente presente y la necesidad de que sigamos apoyando la lucha del presidente encargado Juan Guaidó” en el diálogo con sus pares durante la reunión preparatoria de la cumbre de mandatarios.

En la declaración final habrá una mención a Venezuela “a la que adherirán países del Mercosur y otros Estados asociados que entiendan que en Venezuela hay una completa flagrancia y falta de democracia”, añadió.

En otro orden, los presidentes suscribirán acuerdos enfocados en la vida cotidiana de los ciudadanos del Mercosur como la eliminación costo del roaming para las comunicaciones con teléfonos móviles, un plan de salud para zonas fronterizas y convenios migratorios para casos de denuncias penales por violencia de género.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines