Actualidad

EUA deporta y complica los procesos para migrantes

Difícil.   En septiembre pasado, la organización Justicia para Familias Inmigrantes había denunciado que los centros de detención del oeste de New York no contaban con traductores de español y que esto retrasaba muchas audiencias en casos de personas que llegaron con la primera caravana de migrantes.

Difícil. En septiembre pasado, la organización Justicia para Familias Inmigrantes había denunciado que los centros de detención del oeste de New York no contaban con traductores de español y que esto retrasaba muchas audiencias en casos de personas que llegaron con la primera caravana de migrantes.

La reacción de Estados Unidos a las caravanas de inmigrantes que partieron de Centroamérica y a las que continúan organizándose en El Salvador ya están surtiendo su efecto negativo. La separación de familias continúa ocurriendo de manera silenciosa y quienes se entregan en la frontera para solicitar asilo no se imaginan el calvario que les espera una vez que entran al país por un proceso de refugio.

Las autoridades estadounidenses están realizando procesos arbitrarios, deportaciones casi exprés y, además, están obviando recomendaciones de las cortes migratorias que fallan a favor de los inmigrantes como parte de las medidas para contrarrestar la llegada de más inmigrantes con las caravanas que salieron desde Centroamérica buscando solicitar asilo en el país. Así lo denuncian organizaciones civiles y voluntarios.

"En este momento es casi imposible obtener una aprobación de la petición de asilo. Ellos (ICE y el Departamento de Justicia) están tomando decisiones discrecionales basadas en el lugar de dónde vienen los inmigrantes o en el color de piel que tienen. Están creando órdenes de deportación casi inmediatas sin argumentos ni razones", explicó Michael Schorr, quien asiste como voluntario a inmigrantes.

Según Schorr y otros voluntarios con los que habló LA PRENSA GRÁFICA, las autoridades están reubicando a inmigrantes de los centros de detención del oeste de New York (Batavia, Buffalo y Albany) hacia cárceles en Texas, en buses o vuelos chárter, sin la documentación necesaria para hacerlo, con el objetivo de impedir que puedan comunicarse con sus abogados o familiares.

Las denuncias, además, señalan que en algunos casos los inmigrantes ya tienen una orden de liberación, pero esta es ignorada por ICE y el Departamento de Justicia. La mayoría de los afectados por estas acciones son de origen latino y entre ellos hay salvadoreños. Sin embargo, debido a que estos procesos son federales, las autoridades salvadoreñas de los consulados no tienen datos oficiales al respecto.

Carolle Bellanca, una voluntaria que apoya en tareas humanitarias en el centro de detención de Batavia, dijo que en efecto las autoridades de inmigración están haciendo más rígidos y más complicados los procesos. Bellanca aseguró también que en los últimos días un inmigrante al que visitaba fue trasladado hacia una cárcel de Texas sin ningún aviso o información previa.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines