Actualidad

EUA y Europa logran una tregua tras casi 20 años de una de las mayores guerras comerciales del mundo

Estados Unidos y Europa acordaron este martes poner fin, al menos temporalmente, a una disputa por los subsidios para las dos mayores compañías aeronáuticas del planeta, Boeing y Airbus.

Avión A380
Getty Images
Según la OMC, el Airbus A380 fue injustamente subsidiado por los europeos.

Una de las mayores y más largas guerras comerciales del mundo acaba de encontrar una tregua después de casi dos décadas.

Estados Unidos y Europa acordaron este martes poner fin, al menos temporalmente, a una disputa por los subsidios para las dos mayores compañías aeronáuticas del planeta, Boeing y Airbus.

Ambas partes se han enfrentado por más de 17 años a causa de las ayudas públicas que reciben las compañías de parte del gobierno estadounidense (Boeing) y del bloque europeo (Airbus). Ambos las califican de ilegales y han llevado a la imposición recíproca de aranceles a numerosos productos.

Según el nuevo acuerdo, ambas partes eliminarán por cinco años dichos impuestos por un valor de US$11.500 millones y que incluyen productos como vino, queso y tractores.

Esos aranceles ya se habían suspendido en marzo mientras las partes intentaban resolver el asunto.

El acuerdo fue resultado de una cumbre entre el presidente Joe Biden, y líderes de la Unión Europea (UE), en la que el mandatario de Estados Unidos intentó reforzar el apoyo a una postura más crítica hacia Rusia y China y alejarse de las disputas comerciales de la era Trump.

Ursula von der Leyen y Joe Biden
Getty Images
Ursula von der Leyen celebró la medida tras la cumbre con el presidente Biden.

"Creo que tenemos grandes oportunidades de trabajar en estrecha colaboración con la UE y la OTAN y nos sentimos bastante bien", dijo Biden.

En un comunicado, Airbus aseguró que recibía con satisfacción la tregua y agregó que el acuerdo "proporcionará la base para crear un campo de juego equitativo por el que hemos abogado desde el comienzo de esta disputa".

Boeing expresó también su apoyo al acuerdo y aseguró que contribuirá "plenamente con los esfuerzos del gobierno de EE.UU. para garantizar que se respeten los principios de este entendimiento".

La jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también celebró la medida.

"Esta reunión ha comenzado con un gran avance en la industria aérea. Esto realmente abre un nuevo capítulo en nuestra relación porque pasamos del litigio a la cooperación en aviones después de 17 años de disputa... Hoy hemos cumplido", dijo.

La lucha Boeing-Airbus

El pleito entre los dos mayores fabricantes aeronáuticos del mundo es considerado como la batalla corporativa más larga de la historia reciente.

Se originó en 2004, un año después de que las ventas del fabricante europeo de aviones superaran a las de su rival estadounidense por primera vez.

Boeing 787-9
Getty Images
La Comisión Europea alega que Estados Unidos ha subsidiado a Boeing.

Estados Unidos acusó al grupo europeo de haber recibido subsidios ilegales desde la década de los 70, estimados en cerca de US$22.000 millones.

En el otro extremo, la Unión Europea lanzó su propio desafío, alegando que más de US$23.000 millones en ayuda ilegal se han canalizado hacia Boeing.

En 2010 y 2011, la OMC (Organización Mundial del Comercio) determinó que ambas compañías recibieron miles de millones de dólares en asistencia ilegal.

En el caso de Boeing, a través de contratos gubernamentales y exenciones impositivas, mientras que en el caso de Airbus, a través de ayudas para lanzar programas de aeronaves que eran reembolsables al momento de la entrega.

Airbus y Boeing
Getty Images

En 2019, la OMC dictaminó que la UE había brindado apoyo ilegalmente a Airbus, despejando el camino para que Estados Unidos respondiera con aranceles por valor de hasta US$7.500 millones en comercio anual.

Casi un año después, en un caso paralelo, dictaminó que los beneficios de Estados Unidos para Boeing también violaban las reglas comerciales, autorizando a la UE a golpear a Washington con aranceles por un valor aproximado de US$4.000 millones.

El acuerdo

La UE y EE.UU. son las principales potencias comerciales del mundo, junto con China, aunque las relaciones entre el bloque y Washington se debilitaron durante el gobierno de Donald Trump.

Después de firmar un acuerdo de libre comercio con la UE, la Casa Blanca de Trump se centró en reducir el creciente déficit estadounidense en el comercio de bienes.

El presidente Biden, sin embargo, ve a la UE como un aliado para promover el libre comercio, así como para combatir el cambio climático y poner fin a la pandemia de covid-19.


Un nuevo acuerdo para un mundo nuevo

Análisis de Theo Legget, corresponsal de negocios de la BBC

El mundo ha cambiado mucho desde 2004 y este acuerdo reconoce ese hecho.

Donde antes Airbus y Boeing tenían solo el mercado de los grandes aviones, ahora se enfrentan a un gran desafío por parte de China.

El fabricante chino Comac ya se encuentra en las etapas finales del desarrollo del C919, un avión diseñado como rival directo del A320neo de Airbus y del Boeing 737 Max.

Y a largo plazo, tiene una asociación con la Corporación de Aeronaves Unidas de Rusia para desarrollar un jet de fuselaje ancho más grande.

El director ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, ya ha sugerido que el duopolio en el mercado aeronáutico podría convertirse en un "triopolio" a finales de la década.

Por lo tanto, no tiene mucho sentido que ninguna de las partes desperdicie energía en las batallas de ayer cuando ahora se enfrentan a un rival común.

Es un microcosmos de relaciones más amplias entre la UE y EE.UU.: ante el creciente poder económico de China y las relaciones cada vez más frías con Rusia, parecen darse cuenta de que es necesario reavivar las viejas alianzas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines