Actualidad

Educación e inclusión financiera se expanden en las comunidades salvadoreñas

La Fundación Campo promueve en las comunidades del oriente de El Salvador el ahorro para poder emprender y promover la inclusión financiera.

Foto: cortesía.

Unas 4,000 personas, 70% de ellas mujeres se reúnen cada semana en sus comunidades para poder aprender de manera práctica para ahorrar. Ellas mismas son las responsables de llevar la cuenta de los ahorros, de contar con una caja chica y de poner metas.  "Algunas buscan ahorrar para comprar una máquina de coser, otras para construir un cuarto para su casa, incluso un niño de 12 años ahorra para comprar herramientas para poner un taller para reparar bicicletas", explica Alexi Romero, Director Ejecutivo de Fundación Campo.

Esta Fundación que nació hace 25 años se dedica al desarrollo rural en la zona oriental,  están en los cuatro departamentos  (La Unión, Morazán, San Miguel y Usulután) y ya llegaron a Cojutepeque, en Cuscatlán. Las metas a mediano plazo es crecer en la zona paracentral.

Fundación campo  trabaja en proyectos de infraestructura ( construcción y mejoramiento de caminos vecinales, escuelas, pasarelas) , organización de las comunidades,  donde promueven la participación de mujeres en las juntas directivas de las  Asociaciones de Desarrollo Comunal (ADESCOS)  en puestos de tomas de decisiones. 

"Queremos que vayan tomando cada vez mayor protagonismo porque son capaces, son más organizadas, y más emprendedoras, además ayudamos a que ellas  tengan soberanía en los ingresos para que no sean dependientes del esposo sino que puedan generar recursos, que pueda emprender actividades económicas que le puedan emprender una mayor capacidad de ingresos", explica.

 Asimismo trabajan en proyectos de seguridad alimentaria que este año han sidoi prioritarios por la situación de la pandemia.

Para ello están ayudando a las comunidades a hacer sus propias plantaciones en sus parcelas o espacios en sus casas, plantando pepino, rábanos chiles creando pequeños huertos. Además han provisto de aves  y animales de traspatio y  concentrado "para que puedan tener dieta más balanceada hemos trabajado muy fuerte en este periodo donde la gente más lo necesita", dice Romero.  Para ello cuentan con un equipo técnico que apoya y da asistencia a las labores agrícolas. Este proyecto ha beneficiado a mil familias este año.

Pero uno de los mayores logros para Romero fue la creación dentro de la Fundación de una microfinanciera, Credicampo. El éxito fue tal que hace siete años funciona como una sociedad cooperativa de ahorro y crédito, independiente,  que no olvida la  razón social  y que mantiene el  ADN de la fundación, enfocándose en el desarrollo rural  y en la inclusión de servicios financieros rurales, y además es la principal fuente de recursos de la Fundación.

"Nos permiten ejecutar proyectos en las comunidades rurales, es la fusión entre una financiera que hace la parte comercial y una fundación que hace la parte social,  esta unión es completamente diferente a cómo se da en otras organizaciones", dice Romero.

  • El brazo financiero

Credicampo es una microfinanciera  que trabaja en ocho de los 14 departamentos del país, con 16 agencias y cuenta con una cartera de  aproximadamente $50 millones  con 35 mil clientes (un 80% de ellos del área rural) y con créditos que rondan en promedio los $1,600 explica  Ever Ríos, director ejecutivo de la institución.

El portafolio es variado, pero un 60% de los créditos son agropecuarios y para mejoramiento de vivienda, además pagan remesas y tienen una cartera de depósitos de unos $32 millones.

"Nuestros créditos están destinados en aquellas personas que no tienen acceso a la banca formal, donde están las zonas de extrema pobreza ", dice Ríos. A pesar de ello la tasa de morosidad no llega ni al 2% (cuando la industria de microfinanzas ronda el 4.5%),  para lograr esos resultados han trabajado fuertemente con la educación financiera , y cuentan para ello con una app "Edufin" que busca ese objetivo.

El próximo paso es entrar de lleno a los microseguros, para ello ya cuentan con la autorización de la Superintendencia del Sistema Financiero para ser comercializadora de seguros y en alianza con Seguros Vivir inician el plan piloto en noviembre próximo. El enfoque por el momento serán sus clientes de crédito y después verán si ampliarán el mercado.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines