Actualidad

El 66.2 % de la capacidad instalada en El Salvador es energía renovable

La capacidad instalada de energía "verde" en El Salvador ha crecido 69 % en los últimos 10 años. La energía solar ha duplicado su capacidad desde 2018 y ya representa el 10.6 % de la energía total que se produce en el país.

Inversión. La francesa Neoen tiene una capacidad instalada de 241 MW en el país.

Inversión. La francesa Neoen tiene una capacidad instalada de 241 MW en el país.

La matriz energética del país está cambiando y la energía renovable se ha convertido ya en el 66.2 % del total de la capacidad eléctrica instalada, según el último reporte de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA, por sus siglas en inglés).

Así con datos al cierre de 2020, El Salvador se ubica en la tercera posición de la región centroamericana con mayor energía renovable en su matriz, a la cabeza está Costa Rica con el 86.8 % y Guatemala con el 69.7 % en segundo lugar; abajo, en la posición número 4 está Honduras (64.6%); en quinto lugar está Panamá con el 55.8% y en la última posición Nicaragua (45.2%).

En 2020 el país contaba con 1,507 megawatts (MW) de capacidad instalada de energías verdes, en un año el crecimiento fue de apenas un 2.24 %, pero tomando en cuento que los proyectos no son inmediatos y que requieren una fuerte inversión para desarrollarlos, se puede observar que en la última década la capacidad instalada ha crecido un 69 %, es decir subiendo en 615 MW.

Según Víctor Méndez, gerente de planificación comercial de la distribuidora DELSUR, los últimos años se han venido haciendo diversas licitaciones (por más de 670 MW) para nueva energía lo que ha implicado el cambio de la matriz energética del país, ya que esta se ha adjudicado a energía renovables o más limpias.

El informe de la IRENA detalla que por tipo de generación la hidroeléctrica, que es la que más capacidad posee ha mantenido los mismos niveles desde 2017, llegando a los 574 MW; la geotérmica igualmente no ha variado en su capacidad desde 2011, manteniéndose en 204 MW; el bagazo ha oscilado en los últimos años entre 298 y 294 MW, el biogas ha rondado entre los 5 y los 6 MW; pero el tipo de generación que ha dado un salto exponencial es la fotovoltaica (solar). Esta en 2013 empezó tímidamente a surgir en el mercado con apenas 13 MW instalados, en 2017 ya eran 126, duplicando casi este número en 2018 que llegó a los 206 MW y el año pasado superó a los 429 MW.

El auge del sol

La inyección de parte de la energía solar se ha convertido en la segunda más importante para el país representado el 28.4 % del total de energías renovables, solo abajo de la hidroeléctrica que significa el 38.1 %. Y además representa el 10.66 % del total de la generación (incluyendo también la térmica), según datos del Consejo Nacional de Energía (CNE).

La última empresa en sumarse a la inyección solar fue Capella Solar, sociedad de la francesa Neoen.

El año pasado inauguraron su planta Albireo, ubicada en Usulután que tiene una potencia instalada de 140 MW y que además posee una infraestructura de almacenamiento con una potencia de 3.2MW/2.2MWh .

La compañía inició a desarrollar su proyectos en el país en 2014 y totaliza a la fecha una capacidad instalada de 241 MW (entre sus parques Providencia Solar y Albireo).

La empresa AES fue la que abrió camino en la generación eléctrica fotovoltaica en el país, con su planta Moncagua que genera 2.5 MW.

Luego en alianza con Corporación Multinversiones (CMI) desarrollaron Bósforo que está compuesta por 10 plantas de 10 MW cada una, con una capacidad total de 100 MW.

Y en noviembre del año pasado, inauguraron la planta Opico Power, que con cuenta con 12,834 paneles solares en un área de 50 mil metros genera 5.2 megavatios (MWp) de energía solar .

"La puesta en marcha de Opico Power constituye una nueva inversión estratégica de AES, con el objetivo de seguir contribuyendo con la diversificación de la matriz energética y acelerar el futuro de la energía en El Salvador", dijo en un comunicado de la compañía, Abraham Bichara, presidente de AES El Salvador.

También han crecido los Usuarios Productores de Energía (UPR) señala Méndez de DELSUR que explica que solo ellos como empresa tienen registrados unos 15 MW (en el país hay alrededor de 50 MW) instalados, que son para autoconsumo, estas principalmente son industrias que de tener algún excedente lo inyectan a la red.

Para Méndez el crecimiento de la generación renovable "ha tenido un impacto positivo en la matriz energética no solo en el impacto ambiental sino que también permite disminuir la dependencia de la importación de recursos energéticos como el petróleo, al producir localmente nos estamos asegurando que siempre habrá energía disponible para el usuario, que no habrá racionamiento", dijo.

Por otra parte señala que como la energía solar se ha desarrollado bastante en los últimos años, esto ha implicado que baje el costo de la energía fotovoltaica.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines