Actualidad

El Parlamento boliviano tratará la renuncia de Evo Morales dos meses después

La Asamblea Legislativa de Bolivia analizará este martes la renuncia que hace más de dos meses presentó Evo Morales a la Presidencia del país, al límite del plazo de su mandato que inicialmente debía finalizar este 22 de enero.

Foto: archivo

La convocatoria firmada por la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, hace un llamado a la décima octava sesión que aglutina a los legisladores de las Cámaras de senadores y diputados, cuyo orden del día fija sin más la lectura de "correspondencia".

"Por tanto, correspondería dar lectura a las renuncias de Evo Morales y lvaro García Linera a sus cargos de presidente y vicepresidente", manifestó a los medios el senador del Movimiento al Socialismo (MAS), Omar Aguilar, miembro la bancada parlamentaria de Morales.

García Linera además de vicepresidente del país ostentaba la función de presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional o Parlamento de Bolivia.

Aguilar, sin fijar una posición personal relativa al asunto, aseguró que "la Asamblea deberá tomar una decisión al respecto, si acepta las cartas de renuncia o si las rechaza".

Por su lado, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, sostuvo que la Asamblea debe tratar la renuncia del exmandatario ya que de no hacerlo, los legisladores podrían ser objeto de un "proceso por incumplimiento de deberes.

Morales y García Linera anunciaron su renuncia el 10 de noviembre pasado en medio de protestas contra su Gobierno que denunciaban fraude en las elecciones del 20 de octubre, que les habían dado ganadores para un cuarto mandato consecutivo.

Evo Morales denuncia que hubo un golpe de Estado para derrocarlo, pues su mandato en vigor era hasta este 22 de enero.

Las cartas de dimisión de ambos llegaron al Legislativo nacional la jornada después a su renuncia oral y entre sus motivos expusieron el argumento del golpe de Estado.

Además, Morales y García Linera explicaron que asumían esa postura para evitar actos violentos contra compañeros, líderes y dirigentes de su partido.

A la renuncia de Morales y García Linera siguieron las de la entonces presidenta del Senado y del titular de la Cámara de Diputados quedando en la línea de sucesión constitucional la entonces senadora Jenine ñez, que asumió la Presidenta interina del país el 12 de noviembre.

Ni Choque ni Aguilar se refirieron a la decisión que podría tomar la mayoría masista en el Parlamento boliviano, por lo que la aceptación o renuncia a la carta de Morales y García Linera es de momento una incógnita.

La orden de tratar ambas renuncias se realiza un día antes del que debía terminar el mandato constitucional que inicialmente les correspondía.
Junto a ellos debían finalizar su gestión los legisladores nacionales, pero se amplió su labor por una ley que aprobó el Legislativo con la finalidad de evitar un vacío hasta que se constituya un nuevo Parlamento que emane de las elecciones del próximo el 3 de mayo.

Esta ampliación afecta también a la presidenta ñez, cuyo término de mandato debía finalizar este 22 de enero.

Morales, que se encuentra en Argentina, donde ha solicitado refugio, aseguró que sigue siendo presidente de Bolivia hasta el término de su mandato que finaliza este 22 de enero, jornada en que Bolivia conmemora el Día del Estado Plurinacional.

Ese día fue instituido por él mismo por la fecha en que llegó al poder en 2006. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines