Actualidad

El Salvador: CEPA adjudicó proyecto para ampliar aeropuerto pese a deficiencias

Sin avance.  Este es el estado de los trabajos para ampliar el aeropuerto Monseñor Romero. El proyecto debía entregarse este mes, pero hubo fallas en los cálculos de materiales.

Sin avance. Este es el estado de los trabajos para ampliar el aeropuerto Monseñor Romero. El proyecto debía entregarse este mes, pero hubo fallas en los cálculos de materiales.

La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) adjudicó el proyecto de ampliación del Aeropuerto Internacional El Salvador Monseñor Óscar Arnulfo Romero pese a que existían diferencias entre la lista de materiales que establecía el plan de oferta económica, incluido en las bases de licitación, y las cantidades necesarias para concluir la obra.

Esto según informes presentados a la junta directiva de la autónoma sobre la ejecución del contrato resultante de la licitación 10/2018, y de la cual resultó ganadora la firma mexicana Caabsa Constructora.

Debido a estas diferencias, CEPA tendrá que desembolsar $3.7 millones adicionales, dice una estimación preliminar elaborada por la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), agencia que está a cargo de la supervisión de la obra.

El monto que CEPA acordó pagar a Caabsa por ampliar el aeropuerto es de $37.8 millones.

"De acuerdo con las especificaciones técnicas, planos y demás documentos contractuales (el objeto del contrato que es la ejecución de la ampliación de la terminal de pasajeros) es imposible de lograr bajo el plan de oferta presentado por la contratista", puntualiza UNOPS en el informe presentado el 26 de febrero pasado a la junta directiva, según el acta 2991 de CEPA.

En esa ocasión el administrador del contrato, William Aguilar, y UNOPS informaron a la junta que ante las diferencias encontradas entre las cantidades del plan de oferta y los planos "la finalización del proyecto se verá sustancialmente afectada debido a que elementos básicos de la construcción no podrán ser ejecutados".

Entre los materiales faltantes figuran concreto para columnas y fundaciones, cubierta de techo, tuberías y polines.

El presidente de CEPA, Nelson Vanegas, ya había reconocido que la ejecución de los trabajos presentaba un retraso y que la obra no sería entregada este mes como estaba previsto.

UNOPS dijo a la CEPA que de no subsanarse los faltantes con más materiales se pone en riesgo los alcances del proyecto.

"La continuidad del plan de trabajo de la contratista, sin previamente solventar las diferencias en las cantidades de obras necesarias para finalizar el proyecto según el diseño, hacen inviable la ejecución y finalización del proyecto", se asevera en el informe.

Además se sugiere buscar alternativas para equilibrar el presupuesto y así "disminuir el impacto del incremento en el valor contractual".

Tras recibir el informe, la junta directiva de CEPA autorizó buscar un arreglo directo con Caabsa.

Sin embargo, a la fecha aún no se ha producido un acuerdo y se continúa con la revisión de las partidas del plan.

El presidente de CEPA se desligó del asunto diciendo que el caso está en manos de "Naciones Unidas" y ya no en la autónoma. Al consultarle sobre el porqué se adjudicó el proyecto en estas condiciones, sin detectar las diferencias, negó conocer al respecto.

"No sé a qué se refiere, no sé de qué me está hablando porque no existe eso", dijo de forma escueta.

Trámite

La junta directiva de CEPA aprobó en noviembre de 2017 lanzar la licitación para ampliar la terminal de pasajeros del aeropuerto Monseñor Romero.

Según el acta 2889, la máxima autoridad de la empresa estatal también autorizó al presidente o al gerente general, Emérito Velásquez, nombrar a la comisión evaluadora de ofertas.

Un total de 76 personas naturales y personas jurídicas compraron las bases de licitación. De estas, solo 34 realizaron la visita técnica al aeropuerto que pedía CEPA en las bases de licitación.

Finalmente, en la fecha programada para la apertura de ofertas, el 15 de marzo de 2018, solo la empresa Caabsa ofertó.

Un mes después, la comisión evaluadora de ofertas recomendó a la junta directiva de CEPA adjudicar la licitación 10/2018 a Caabsa, representada legalmente por Julio Alfonso Martín Amodio Moheno, lo que se concretó en el acta 2918.

CEPA fijó como plazo contractual para ejecutar los trabajos 435 días calendario, contados a partir de la orden de inicio. El contrato se firmó el 23 de abril de 2018. Según la planificación, la obra debió haber sido ser entregada el 2 de mayo anterior.

Según lo planteado por CEPA, la expansión del aeropuerto se desarrollará en dos etapas, a lo largo de un período de cinco años aproximadamente.

La primera, adjudicada a Caabsa, contempla la construcción de cinco salas con sus respectivos puentes de abordaje. El nuevo edificio contará con tres niveles donde habrá puertas de embarque, además de pasillos de circulación, área de inspección y espacios para comercios en el segundo y tercer nivel.

"Contará con área de inspección de seguridad para pasajeros que viajan en conexiones a través del ‘hub’ y chequeo migratorio, implementando el concepto de segregación de pasajeros, siendo esto ubicado en el tercer nivel del edificio", dice la presentación hecha cuando se pidió el aval para el concurso público. Las instalaciones de la terminal sobrepasaron su capacidad de atención de pasajeros desde hace varios años.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines