Actualidad

El Salvador: Gobierno sin comprobar gasto de $314.4 millones que utilizó del FOPROMID

Bajo la justificación de gastos por la pandemia de covid-19, el Ejecutivo echó mano de $672 millones del Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID). Este dinero fue repartido entre ministerios, sin que estos presentaran un plan y sin cumplir con normas usuales de transparencia y fiscalización. De este reparto expedito dan cuenta las actas de la Comisión Nacional de Protección Civil.

Infografía

La primera fue una solicitud de $2 millones hecha el 24 de enero de 2020 por el Ministerio de Salud. Desde entonces, el Órgano Ejecutivo ha repartido $672.7 millones del Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID). En este momento, el país no se encontraba bajo emergencia ni reportaba casos.  

Los documentos firmados por los miembros de la Comisión Nacional de Protección Civil, en su mayoría titulares de entidades estatales, revelan que el reparto de estos dineros fue constante y expedito. El rastro de esas firmas llega hasta una transferencia de $43. 8 millones que Agricultura recibió el 1 de octubre.

El FOPROMID es un mecanismo aprobado en 2005 para que el Ejecutivo disponga de recursos de forma ágil para contratar y comprar insumos durante una emergencia. Por esta razón, el proceso no se hace a través de los filtros de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones (LACAP). 

La entrega de los $672 millones de este fondo no ha estado regida por un plan estratégico ante la pandemia por covid-19 que, hasta el 23 de noviembre, ha dejado 1,086 fallecidos y 36,884 contagios en El Salvador, según portales oficiales.

El FOPROMID comenzó a ser drenado hacia la pandemia aquel 24 de enero, según consignan las actas de la Comisión Nacional de Protección Civil, cuando los miembros de este ente fueron citados de urgencia a las 5:00 p.m., en el piso 12 de la Torre de Gobernación, para conocer un escrito del viceministro de Salud, Carlos Alvarenga. El funcionario solicitó aval para disponer de $2 millones para “implementar todas las medidas de prevención y respuesta para el efectivo manejo de la emergencia por el nuevo coronavirus”. 

Esa misma tarde, el ministro de Gobernación Mario Durán, en calidad de presidente de la Comisión Nacional de Protección, envió un memorándum al entonces ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, para que realizara la transferencia de los fondos.  Hacienda traspasó esos $2 millones a Gobernación el 10 de febrero, y así inauguró el uso del FOPROMID para gastos de la pandemia.

Roberto Cruz, director ejecutivo de Comandos de Salvamento y miembro de la Comisión de Protección Civil, confirmó las sesiones extraordinarias, entre enero y octubre, en las que los representantes de los ministerios presentaron la solicitud de fondos, en su mayoría millonarias, para compras y contrataciones por la pandemia.

“Yo formo parte de la Comisión desde 2005, cuando se creó el FOPROMID, y es la primera vez en la historia en que se ha destinado esa cantidad de recursos para una emergencia”, reconoce Cruz, detrás de su escritorio, mientras revisa  su celular y confirma  fechas de  sesiones extraordinarias y los  repartos de dinero.

Cruz justifica esas transferencias en lo que considera “la necesidad de enfrentar una emergencia del tamaño de una pandemia”. Recuerda que la segunda reunión extraordinaria de la Comisión Nacional de Protección Civil de este año fue para avalar $3 millones más para que el Ministerio de Salud los invirtiera en prepararse para la inminente llegada de la pandemia. No había ninguna medida en ejecución, pero Salud ya contaba con $5 millones.

En el acta de la sesión extraordinaria de ese 19 de febrero se lee que la entonces ministra de Salud, Ana del Carmen Orellana Bendek, argumentó que los primeros $2 millones fueron invertidos en “la instalación de equipos de control en las fronteras, en la adquisición de cámaras termográficas para el aeropuerto y en mantener y atender a personas en cuarentena”; pero fueron insuficientes, por lo que debía disponer de $3 millones más.

Más fondos para salud

La siguiente petición de fondos de Salud la conoció la Comisión Nacional de Protección Civil el 11 de marzo, aún sin emergencia. A las 11:30 a.m., la entonces ministra Orellana llevó el oficio 2020-8300-04 con el que pidió otros $3.6 millones para “la debida atención de la emergencia sanitaria”. Esa noche, el presidente  Nayib Bukele, le decía a El Salvador en cadena nacional que había decidido “declarar cuarentena para todo el territorio”. 

Nueve días después de aquella declaración, cuando ya la Asamblea había aprobado la emergencia,  la Comisión  aprobaban la transferencia de $2 millones más para que Salud “adquiriera equipos e insumos médicos y mobiliario para hospitales y unidades de salud indispensables para atender la emergencia”.

Para ese 20 de marzo, cuando el Ministerio de Salud ya había recibido $10.6 millones del FOPROMID para la pandemia, el personal de salud comenzaba a manifestarse para reclamar por la falta de equipo de bioseguridad adecuado para protegerse del virus.

Las actas revelan que el reparto de fondos del que echó mano Salud se duplicó durante abril: Hacienda le transfirió $19.8 millones en cuatro sesiones durante ese mes y el movimiento de dinero más fuerte ocurrió el 7 de abril con una entrega de $10.8 millones para este ministerio.

Un documento oficial del Ministerio de Gobernación resume las transferencias durante 2020. Este consigna que, desde el 10 de febrero, cuando fueron transferidos los primeros $2 millones que solicitó Salud en enero, hasta el 1 de octubre, ese ministerio recibió $64. 1 millones solo de FOPROMID para compras por la pandemia.  De ese total, solo había liquidado un 2.5 % hasta octubre.  

La justificación  más utilizada por Salud para pedir los recursos ha sido la “compra de medicamentos, insumos para proteger a médicos y la reparación y adecuación de hospitales para atender la emergencia sanitaria del covid-19”. No ha entregado, sin embargo, información oficial sobre la cantidad de personal de salud fallecido en El Salvador por la pandemia.

El ministro Francisco Alabí dijo, en septiembre, que el personal de salud víctima de la nueva enfermedad rondaba el centenar; sin embargo, el gremio médico reportó hasta agosto pasado que en El Salvador han muerto 53 médicos y más de 100 profesionales de la salud por el virus.
Salud se ha negado a revelar información que respalde los gastos realizados con el FOPROMID. Muchos son contratos con irregularidades, como la contratación de empresas estrechamente vinculadas con funcionarios, sus familiares o socios. Además, hay reportes sobre la adquisición de productos que han sido suministrados por compañías en cuyo giro principal no está la venta de insumos médicos. 

Por estas irregularidades, la Fiscalía General de la República mantiene una investigación abierta, que ha incluido el allanamiento de las oficinas centrales del Ministerio de la Salud, en donde fue incautada documentación y equipo tecnológico del área de compras institucional.
Este, sin embargo, no fue el único ministerio que salió de aquella reunión del 7 abril con fondos millonarios en sus cuentas. En total, el acta consigna que el reparto del FOPROMID durante esa sesión extraordinaria fue de $84.6 millones para seis ministerios.

El dinero del subsidio

El segundo ministerio que más dinero recibió aquella tarde fue Economía: $45.5 millones. Se trató del complemento de los $300 millones que le habían sido transferidos durante marzo para pagar un subsidio a 1.5 millones de familias afectadas por la cuarentena.  Según consta en el consolidado de actas de la Comisión de Protección Civil, la solicitud de ese primer movimiento de dinero la recibió la Tesorería de Hacienda a la 1:40 de la tarde, del 27 de marzo. 

Infografía

La entrega de ese subsidio, que salió del FOPROMID y, por lo tanto,  fuera de los controles de la LACAP, es otro de los procesos que está bajo investigación.  Economía impuso una reserva de siete años a la información relacionada con las contrataciones para la entrega de ese bono.
Además,  aún tiene pendiente de liquidar $14.5 millones de los $340 millones que finalmente administró, pues el Ejecutivo decidió eliminar la entrega del bono y la suplantó por la entrega de un paquete de alimentos que ejecuta el Ministerio de Agricultura.

MAG sin liquidar  nada 

Agricultura ha recibido solo del PROPROMID $181.7 millones con la justificación principal de la “adquisición de alimentos de primera necesidad para distribuir cesta alimentaria para afectados por la pandemia”. Este es uno de los ministerios que más fondos ha recibido de este reparto, de acuerdo con el consolidado de actas de la Comisión. 

Además de la compra de alimentos, una de las pocas inversiones que el Ministerio de Agricultura reveló sobre el uso del dinero está en una de las actas. En esta se registra que solicitó un poco más de $19 millones. El 30 de abril justificó que esos fondos serían para el “arrendamiento de centro de acopio, limpieza y fumigación de bodega”. Además de “contratar personal y montacargas para logística”.  

El ministro de Agricultura, Pablo Anliker, también impuso la reserva de información a las compras relacionadas con la entrega de esos paquetes de alimentos. Se trata de documentos que por ley deberían estar disponibles para consulta pública en el portal de compras  del Estado.
A parte de una auditoría de la Corte de Cuentas, la Fiscalía General de la República también ha dicho que existe una indagación sobre supuestas irregularidades en la compra de esos alimentos, el armado y su distribución.

Agricultura no ha entregado ningún comprobante sobre contrataciones y compras de esos $181.7 millones provenientes del FOPROMID. Al igual que otros ministerios, que en total suman $314.4 millones sin liquidar. Según el reglamento de ese fondo, los ministerios deben respaldar  ante Gobernación todos los gastos realizados por una  emergencia.

El exministro de Hacienda, Nelson Fuentes, fue el responsable de firmar la mayor parte de la millonarias transferencias del FOPROMID repartidas entre el Ejecutivo, sin embargo, el 11 de mayo, negó en la Asamblea haber realizado alguna transferencia sin el aval legislativo. La emergencia finalizó el 29 de mayo por una orden de la Salara Constitucional. 

Durante una entrevista fortuita que LA PRENSA GRÁFICA tuvo con Fuentes, se le consultó sobre sus motivos   para dejar la titularidad de ese ramo. Dijo que se le estaba pidiendo hacer gestiones con las que no estaba de acuerdo y que, además, podían ser consideradas hasta ilegales. Fuentes dejó su cargo el 28 de julio.

A José Marinero, especialista en derecho administrativo, le resulta impropia la forma en que el Ejecutivo transfirió los recursos para el FOPROMID. Además, considera que esos recursos ya debieron ser liquidados. “Han hecho una interpretación mal intencionada de la ley. Si ya se puso en el presupuesto una partida para un ramo distinto y lo pasa al FOPROMID, están violando la Constitución y la ley”. Agrega que “una cosa es un desconocimiento del funcionamiento de la administración, entre ignorancia, prisa e improvisación. Pero otra muy distinta es esconder el uso de los recursos”.

A pesar de que Agricultura no ha respaldado ninguna de sus compras, el Ejecutivo siguió entregándole dinero del FOPROMID: el mediodía del 30 de septiembre 2020, la Comisión Nacional de Protección Civil acordó que Hacienda buscara los recursos para trasladar a Agricultura $43.8 millones, según la petición CD/DM/237.09.2020 que   Anliker hizo llegar al seno de la Comisión.  

El informe de Gobernación consigna que la transferencia de esos fondos ocurrió a primera hora del siguiente día.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines