Actualidad

El Salvador: la crisis arrastra el empleo industrial

El impacto más fuerte se ha dado en el rubro textil y confección. Este es el principal generador de empleos industriales.

Foto: archivo

La industria salvadoreña está sufriendo el impacto de la crisis económica generada por la covid-19, que se ha materializado en una contracción del empleo y de las exportaciones. De todos los rubros es el textil y confección el más afectado.

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) reportó entre enero y junio una reducción de  24,116 puestos de trabajo. De estos, 13,425 pertenecen al rubro textil y confección.

La gremial obtiene estos datos al comparar los cotizantes efectivos al Instituto Salvadoreño del Seguro (ISSS), es decir las planillas presentadas y pagadas por los patronos. Karla Domínguez, gerente de inteligencia industrial, hizo la aclaración que esta cifra no representa solo despidos, pues hay casos de trabajadores con  contratos  suspendidos, con lo cual el empleo  se ha perdido solo temporalmente.

Hasta junio, la industria generaba   21 % de los empleos formales del país y el 95.1 % de las exportaciones.

El subsector textil se mantiene como uno de los más importantes, con 66,008 puestos de trabajo y uno de los principales exportadores. Aunque estas han caído.

Las ventas al exterior de prendas y complementos, de vestir, de punto —como se clasifica en el Banco Central de Reserva (BCR)—  sumaron $745 millones entre enero y agosto, cuando en el mismo período del año pasado totalizaron $1,292.1 millones

Domínguez explicó que el sector textil se vio afectado por las medidas de contención de la covid-19 que restringieron su operación, pero también se había visto una reducción en la demanda.

"La demanda interna a nivel internacional se ha visto contraída, el sector textil y confección ya venía mostrando una reducción de la misma, pero no solo es la demanda , sino que hay otros puntos que nos hacen perder competitividad", explicó. 

Entre los factores que, consideró, requieren atención para mantener la competitividad está la facilitación del comercio, el tiempo de entrega de productos y de envío de muestras.

Los datos del BCR muestran una exportación mínima  de las prendas de vestir durante la cuarentena —solo $6.8 millones en abril— sin embargo, ya antes se habían venido reduciendo los montos. 

De hecho desde agosto 2019 a enero 2020 estos productos registraron tasas de crecimiento negativas en las exportaciones.  En febrero hubo una recuperación, pero para marzo la cifra volvió a caer.

Rommel Rodríguez, economista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) explicó que aparte de una reducción en la demanda, el sector puede estar ante una reducción en la intensidad del trabajo tanto por las restricciones, como por los protocolos implementados. Esto podría modificar los márgenes. 

Explicó que de todos los sectores productivos, el textil es el que está más expuesto a una competencia mundial.

  • Industria

Sector requiere de medidas para la recuperación

La ASI señaló la necesidad de implementar medidas que agilizarían la recuperación de la economía, como el acceso a financiamiento y la facilitación del comercio. Además de certeza jurídica para la reapertura de la economía.

La gremial advirtió que el país pasa por su peor crisis económica en 40 años, pues el PIB se contraerá, según las proyecciones, de forma similar a cuando inició el conflicto armado en 1980.

En ese sentido, consideran importante que el Ejecutivo y Legislativo lleguen a acuerdos que permitan que se haga efectivo el fideicomiso de apoyo a las empresas, así como la publicación del Decreto 661 para dar un respaldo jurídico a la reapertura de la economía.

La ASI también considera que se debe formular un plan para integrar al mercado laboral a  los salvadoreños que residen en Estados Unidos, amparados en el TPS.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines