Actualidad

El Salvador: casos activos de covid-19 llegan a niveles de septiembre de 2020

La prohibición de eventos ya entró en vigor, pero persiste la confusión sobre sus alcances. La OPS confirmó ayer el incremento de contagios en El Salvador, mientras ciudadanos y médicos cuestionan que bares, discotecas e incluso escuelas sigan abiertos.

Homenaje. El Colegio Médico recordó ayer, en el marco del Día del Médico, a los profesionales de la salud fallecidos por covid-19.

Homenaje. El Colegio Médico recordó ayer, en el marco del Día del Médico, a los profesionales de la salud fallecidos por covid-19.

Los contagios activos de coronavirus en El Salvador han llegado a niveles no vistos desde septiembre del año pasado, mientras el país se alista para acatar un decreto legislativo que prohíbe eventos masivos durante 90 días, pero que ha causado confusión por la ambigüedad de sus disposiciones.

Hasta el 13 de julio se contabilizaron 5,048 pacientes activos de covid-19, según los datos del sitio oficial covid19.gob.sv, recopilados por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA. Esta es la cantidad más alta desde el 22 de septiembre del año pasado, cuando se reportaron 5,052.

El incremento en los casos activos es un reflejo de la aceleración de la pandemia . Solo entre el 11 y el 13 de julio, el ministerio de Salud (MINSAL) confirmó 719 nuevos contagios. Ayer, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, advirtió que naciones como El Salvador han visto un resurgimiento de contagios. En el país se ha registrado un "incremento consistente en los casos diarios" entre finales de junio y principios de julio, afirmó Etienne.

El Salvador alcanzó un nuevo pico en los casos activos el mismo día en que la Asamblea Legislativa aprobó, a petición del MINSAL, un decreto para prohibir eventos públicos y privados masivos, en un intento por desacelerar los contagios.

El decreto legislativo 90, que contiene las Disposiciones Especiales y Transitorias de Suspensión de Concentraciones y Eventos Públicos o Privados, entró en vigor el mismo martes, luego de su inmediata publicación en el Diario Oficial.

“(El decreto 90) no toma en cuenta bares y discotecas. Yo he atendido brotes (de covid-19) originados en esos lugares”.

Jorge Panameño, infectólogo.

Sin embargo, sus alcances generan confusión. El decreto no explica qué cantidad de personas se considerará una aglomeración, dejando este aspecto a discreción de las autoridades, así como la imposición de sanciones, que van desde multas hasta procesos penales por desobediencia de particulares, un delito que se paga con uno a tres años de cárcel.

El ministro de Salud, Francisco Alabí, reiteró ayer que la suspensión de eventos abarca solo los detallados en el artículo 1 del decreto: conciertos, mítines, fiestas patronales y encuentros deportivos. En ese sentido, las actividades culturales deberían estar excluidas, pero el ministerio de Cultura anunció el cierre de los espacios que administra, como teatros, museos y salas de exposiciones, lo que ha causado dudas porque no hay claridad de qué pasará con los espacios que no son del Gobierno.

Más dudas que respuestas

Egly Larreynaga, fundadora del grupo Teatro del Azoro y directora de La Cachada Teatro, señaló que el decreto fue abrupto y no dio margen de maniobra. "Esto (el incremento de casos) desde la semana pasada se venía viendo, entonces podían advertir a la población de una posible restricción de actividades", agregó. A su juicio, la advertencia habría dado espacio a los artistas para prepararse.

El cantante Jhosse Lora Jr. dijo que se necesitaba más claridad "en el detalle de música en vivo en bares y restaurantes, para saber si ahí también abarca el decreto". Aunque admitió que esto representará un golpe económico para el sector, reconoció que "la salud de cada uno de los salvadoreños es más importante".

Ricardo Santos Arbizú, de la banda Cartas a Felice, consideró que el decreto es "bastante general" en cuanto a las disposiciones sobre los eventos y hay "un montón de cabos sueltos". Por ejemplo, algunos espacios donde tenían planeadas presentaciones han cancelado y otros están considerando si continúan sus planes pero bajo protocolos de bioseguridad.

“(En El Salvador) se ha notado un incremento consistente en los contagios diarios entre finales de junio y principios de julio”.

Carissa Etienne, directora de la OPS.

Santos también señaló el impacto económico del decreto. "Hay gente que hasta hace un par de meses está volviendo a agarrar ritmo de concierto y cuentan o contaban con esos ingresos", dijo. Además, a título personal, consideró que la prohibición de los mítines tiene "el objetivo claro" de evitar manifestaciones.

Por su parte, Javier Mancía, de la banda Ozymandías y Los Pecadores, señaló la falta de datos concretos que justifiquen suspender estos eventos y no otros. "Si bien es cierto el decreto busca bajar los casos (...), no han dado ningún dato que diga específicamente que el alza en los contagios se dio en estos eventos".

Mancía afirmó que hay otras situaciones que también deberían regularse, como el transporte colectivo, para que también cumplan con las medidas de bioseguridad.

No descarta cuarentena

Médicos y ciudadanos coinciden en que el MINSAL debe de cerrar también bares y discotecas, así como vigilar de cerca el cumplimiento de medidas de bioseguridad en el transporte colectivo e incluso considerar el cierre de los centros educativos que trabajan con modalidad semipresencial.

El infectólogo Jorge Panameño dijo el martes que el decreto 90 es un "buen inicio", pero lamentó que no haya tomado en cuenta a establecimientos como bares y discotecas. "Yo he atendido brotes originados en estos lugares", dijo.

"Yo siento que todo eso debería estar cerrado, eso es innecesario. Porque se supone que queremos mejorar", dijo una consumidora de mascarillas consultada por LA PRENSA GRÁFICA en el centro de San Salvador.

Otros también consideraron que las autoridades deberían evaluar poner una pausa a las clases semipresenciales. Xiomara Sánchez, vendedora del centro capitalino, dijo que los estudiantes se exponen a un alto riesgo de contagio en las escuelas, en particular porque el MINSAL todavía no aprueba la vacunación en menores de 18 años. "Con el clima están contagiándose de gripe y puede ser que no sólo sea gripe, sino que se le bajen más las defensas y pueda adquirir el virus", agregó.

Las clases semipresenciales iniciaron el 6 de abril, pero el ministerio de Educación aclaró desde ese momento que no son obligatorias y los estudiantes tienen la opción de continuar a distancia. Esta semana, la cartera de Estado confirmó el cierre de al menos 19 centros escolares por contagios de covid-19.

Tanto el doctor Panameño como el infectólogo Iván Solano consideraron que el país podría necesitar una cuarentena si no se reducen los contagios. El mismo ministro de Salud no lo descartó.

En una entrevista con el Canal 12 dijo ayer que el decreto legislativo 90 no es "una fase previa" al confinamiento, pero tampoco podía asegurar que no se tomará esta decisión si la situación lo amerita.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines