Actualidad

El Salvador contrata a su tercer cabildero en EUA desde agosto

El gobierno alcanzó más de un millón y medio de dólares en pago a lobistas para mejorar la imagen de Bukele en Washington.

Lobby. El gobierno de Bukele ha recibido sendas cartas de senadores demócratas y republicanos, que el mismo presidente ha desmerecido.

Lobby. El gobierno de Bukele ha recibido sendas cartas de senadores demócratas y republicanos, que el mismo presidente ha desmerecido.

El Salvador otorgó un contrato de lobby de $ 780,000 a una firma de Washington –creada hace tres semanas– para promover la inversión mientras el presidente Nayib Bukele, un aliado incondicional de Trump, busca girar hacia el plan de desarrollo de $ 4 mil millones de Joe Biden para detener el flujo de migración desde Centroamérica.

La nueva entidad, Invest El Salvador, es la tercera que se registra como agente extranjero de El Salvador desde agosto con contratos por más de $ 1.6 millones.

Invest El Salvador "informará al público estadounidense, a los funcionarios gubernamentales y a los medios de comunicación sobre la importancia de fomentar un diálogo sólido entre Estados Unidos y El Salvador, y promover la inversión extranjera directa", según los documentos del Departamento de Justicia de la semana pasada. El contrato de un año, del que no se había informado antes, fue firmado por un asistente de Bukele el 5 de noviembre.

El único empleado y director ejecutivo de la firma es Brian Dean, especialista latinoamericano que dirigió los esfuerzos del estado de Florida para expandir el comercio en la región cuando Jeb Bush era gobernador. La junta del grupo incluye al también republicano David Metzner, socio gerente de ACG Analytics, firma de consultoría política en Washington donde Dean dijo haber trabajado hasta ahora.

Bukele, de 39 años, asumió el cargo en 2019 y prometió rescatar a El Salvador de las profundas divisiones dejadas por la violencia de las pandillas y la corrupción en los gobiernos de derecha e izquierda que siguieron al final de una sangrienta guerra civil en 1992.

Si bien sigue siendo popular en casa, Bukele ha recibido críticas de legisladores estadounidenses, en su mayoría demócratas, pero también algunos republicanos, por supuestamente llevar a El Salvador por un camino autoritario, especialmente después de que envió tropas fuertemente armadas en febrero para rodear el congreso para presionar a los legisladores para que aprobaran un préstamo para financiar la lucha contra las pandillas. Su estricto bloqueo para frenar la propagación del coronavirus también ha resultado controvertido.

La oficina de Bukele no respondió a las solicitudes de comentarios.

Dean dijo a AP que Bukele considera que muchas de las críticas en Washington a su historial son "irritantes" y se basan en una comprensión defectuosa de sus políticas. "No tengo ninguna duda sobre su compromiso con la democracia y la erradicación de la corrupción", dijo Dean. "El resto es solo semántica y color".

Los primeros dos contratos

 El gobierno de Nayib Bukele ha contratado tres lobistas en los últimos cuatro meses.

1- Sonoran P.
En agosto, el gobierno firmó un contrato por $450,000 con Sonoran Policy, conocida por hacer lobby para clientes con mala reputación o que enfrentan sanciones de Washington.

2. Rational PR
A finales de octubre, el gobierno de Bukele firmó un contrato por $390 mil con una empresa dirigida por un exasistente de Bill Clinton, en un intento de acercarse a los demócratas.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines