Actualidad

El Salvador: cuál es la polémica por el decreto 593 y por qué el Gobierno habla de una “quiebra” del Seguro Social

El decreto del 14 de marzo contiene un artículo relativo al pago de trabajadores en cuarentena. Ayer se aprobó una “interpretación auténtica” de la norma, pero ninguna reforma al texto.

 

Foto: archivo.

El decreto legislativo 593 fue aprobado el 14 de marzo pasado y es el cual, a solicitud del Gobierno, estableció el estado de emergencia nacional por la pandemia del COVID-19 e incluye una serie de disposiciones que se tienen que seguir, entre ellas se encuentran medidas relacionadas al empleo.

El artículo 5 del decreto, como se aprobó de manera unánime en aquel momento, dice que los trabajadores no pueden ser despedidos por estar en cuarentena por COVID-19 o porque no se pueden presentar al trabajo a causa de restricciones migratorias. Este también señala que las cuarentenas deben ser consideradas como incapacidades laborales,  por lo que le corresponde al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) el pago del salario de quienes se encuentren en esa condición.

Este decreto se emitió cuando la cuarentena se aplicaba a quienes venían de viaje, no se había implementado aún la cuarentena general que se anunció el 21 de marzo pasado. Sin embargo, el decreto no distingue entre cuarentenas domiciliares o en centros de contención.

Ayer la Asamblea Legislativa aprobó una “interpretación auténtica”, es decir una aclaración que el artículo debe aplicarse para los trabajadores que se encuentren en cuarentena. David Reyes, diputado de ARENA, explicó que sí se extendería a los que están actualmente en casa.

Es decir que el pago de los salarios de los trabajadores de las empresas que no estén operando por la cuarentena implementada tendrían que ser pagados por el ISSS.

Tras la aprobación en la Asamblea, el presidente de la República, Nayib Bukele, mencionó incluso en sus redes sociales que eso llevaría a una “quiebra” del ISSS y criticó que tanto ARENA como el FMLN se unieron para proteger a la empresa privada.

Bukele puede vetar la interpretación que aprobó la Asamblea, sin embargo, el texto del decreto seguiría igual, porque no se ha aprobado ninguna reforma.

Reyes insistió en que la aclaratoria se hizo para garantizar el salario de los trabajadores del sector de la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme), que a diferencia de la gran empresa, tiene problemas para pagar todos los gastos y salarios cuando no están funcionando.

Ayer el Gobierno propuso una reforma al artículo 5 del decreto 593 que establece que las empresas tienen que realizar esos pagos. La Cámara de Comercio, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y otras gremiales rechazaron la propuesta. La ANEP incluso acusó al Gobierno de buscar que el ISSS “evada” su responsabilidad. Esta propuesta está en agenda, y todavía no ha sido discutida en la Asamblea.

Reyes afirmó que en los $2,000 millones de financiamiento que se aprobaron para hacer frente a la emergencia se incluyó que una parte de ese dinero fuera para el apoyo de la micro, pequeña y mediana empresa, y que podrían servir para reforzar la capacidad financiera del ISSS.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines