Actualidad

El Salvador: el empleo formal todavía no se ha recuperado

El sistema de pensiones ya recuperó  67.1 % de los cotizantes perdidos entre marzo y junio. Las gremiales  señalan que la economía tardará años en reponerse a la crisis del covid-19, pero hay oportunidades que pueden aprovecharse.

La crisis económica se ha manifestado en el país en la pérdida de empleos, como lo indican los datos de cotizaciones  al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y el Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP), ambas prestaciones laborales que reciben los trabajadores del sector formal.

En febrero la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) tenía registrados 740,924 cotizantes activos a las AFP, es decir personas que además de estar afiliadas estaban trabajando. En marzo, mes en el que inició la cuarentena, la cifra cayó a 727,591. Los meses siguientes, en los que  se fueron implementando restricciones cada vez más severas, la caída se fue haciendo más pronunciada.

En mayo la cifra de cotizantes llegó al mínimo con solo 664,024. La reapertura de la economía inició a finales de junio y, desde entonces, las AFP han ido recuperando su base de cotizantes activos. Entre julio y noviembre se habían recuperado 53,625 cotizantes, 67.1 % de los 79,900 perdidos entre marzo y junio.

En un comunicado de prensa el Ministerio de Economía (MINEC) celebró los datos afirmando que “los empleos siguen su marcha por la ruta del crecimiento” y que “en los últimos meses los sectores de mayor actividad económica y que más recuperaron los empleos fueron construcción, comercio, industria manufacturera, transporte y hoteles”.

Desempleo. Comercio, restaurantes y turismo, así como la industria manufacturera y las actividades profesionales, son los sectores más afectados.

No obstante, la cifra de cotizantes al SAP  a noviembre no solo seguía siendo inferior a los niveles prepandemia, sino que también está  por debajo de lo registrado en el mismo mes de 2017,  de 716,740.

Jorge  Hasbún, presidente de la Cámara de Comercio e Industria  de El Salvador (CAMARASAL) explicó que podría ser hasta 2023 cuando  la economía termine de recuperarse a niveles de 2019,  como lo han indicado los diferente organismos que hacen proyecciones de crecimiento.

Una encuesta del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) encontró que 42 % de 300 empresas consultadas tiene interés en contratar personal en el corto plazo. 

Hasbún explicó que este resultado es una muestra  del “espíritu guerrero del empresario salvadoreño”, ya que la recuperación económica tomará más tiempo. Sin embargo, si el país aprovecha las oportunidades adecuadas, el proceso podría ser un poco más rápido.

Por su parte, Eduardo Cáder, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), señaló que no todas las empresas volvieron al trabajo de forma plena, y en algunos casos se ha reducido la capacidad por las medidas de bioseguridad, por ejemplo para cumplir con el distanciamiento en empresas textiles.

El ISSS, por otra parte, tiene hasta septiembre una reducción de 52,262 trabajadores reportados en planilla  en comparación a febrero pasado. Comercio, restaurantes y turismo, así como la industria manufacturera y las actividades profesionales, son los sectores más afectados.

Además, durante el período enero a octubre 2020, se han inscrito 47,462 trabajadores al ISSS, es decir personas que han ingresado por primera vez al sector formal. De estos,  41,811 son del sector privado y 5,651 del sector público.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines