Actualidad

El Salvador: exportaciones de textiles tienen potencial de recuperarse, dice Coexport

La gremial prevé que el año cerrará con una caída en las exportaciones del 20%.

Foto: archivo

El sector textil, uno de los más importantes exportadores, espera ganar mercado en Estados Unidos siempre y cuando no entre en recesión, lo que le permitiría minimizar el impacto que tendrá el covid-19 en la economía de El Salvador.


La Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) estima que la pandemia provocará que las ventas al exterior del país se reduzcan en un 20% al cierre del año. Hasta junio estas sumaron $2,196.7 millones, inferior en $837.1 millones con respecto al mismo período del 2019, lo que significa una caída del 27.6%, de acuerdo al Banco Central de Reserva (BCR).


Las proyecciones para el año consideran una recuperación del sector que fue especialmente golpeado durante la cuarentena más restrictiva que impuso el Gobierno, en el que no se permitió operar a empresas textiles, de snacks y bebidas, entre otras.


La directora ejecutiva de la gremial, Silvia Cuéllar, explicó que la recuperación del sector podría ser mayor si el sector textil, que representa al rededor del 50% de las exportaciones y cuyo principal mercado ―en un 80%― es Estados Unidos, aprovecha oportunidades que se están dando.


“Si a Estados Unidos le va bien, a nosotros nos va bien, si Estados Unidos tiene problemas, nosotros también. Pero si Estados Unidos encuentra oportunidades, nosotros podemos aprovecharlas también”, dijo Cuéllar, durante su participación en la entrevista Frente a Frente.

Restricciones comerciales que Estados Unidos aplique a Asia podría dejar oportunidades para las empresas salvadoreñas. De hecho, Cuellar señaló que cuando la producción en El Salvador estaba cerrada por la cuarentena, otros países estaban aprovechando esas oportunidades.


Hasta junio los únicos sectores que tuvieron incrementos en sus exportaciones fueron: la “fabricación de otro equipo de transporte”, la elaboración de productos alimenticios, los productos farmacéuticos,  la fabricación de vehículos automotores, remolques y semirremolques, la explotación de minas y canteras, la elaboración de productos de tabaco, y la pesca y acuicultura.


Mientras que los sectores con mayores reducciones fueron la fabricación de prendas de vestir; industria manufacturera de maquila; fabricación de productos textiles; elaboración de bebidas; fabricación de metales comunes; fabricación de coque y productos de la refinación del petróleo y fabricación de papel y de productos de papel. Esto de acuerdo al BCR.


Cuéllar señaló que la restricción que el Gobierno impuso a empresas de snacks, es decir boquitas y bebidas, provocó una caída de alrededor del 27% en ambos rubros.


La crisis del covid-19 recuerda, por sus impactos económicos, a la de 2008, no obstante en aquel momento el problema en su origen era de naturaleza financiera, en este caso es más complejo, por lo que la recuperación será más lenta, según Cuéllar.


“Aquí no va a ser tan fácil, no va a ser tan rápido, tal vez podemos ver la recuperación el próximo año y todavía vamos a ir viendo secuelas”, apuntó.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines