Loading...
Actualidad

El Salvador ha pagado el doble por compra de fertilizantes

Hasta junio El Salvador pagó $112 millones por abono importado, un 97 % más que el año pasado; a pesar de haber importado un 17.2 % menos cantidad.

Los precios de los fertilizantes a nivel global se han disparado por la invasión rusa a Ucrania. El Banco Mundial señalaba esta semana que su índice de precios de fertilizantes aumentó casi un 15 % con respecto a principios de año y se han triplicado en comparación con hace dos años.

"Los elevados costos de los insumos, las interrupciones en el suministro y las restricciones comerciales están impulsando el reciente aumento. Los precios del gas natural comenzaron a subir el otoño pasado, cuando las tensiones entre Rusia y Ucrania se intensificaron y provocaron recortes generalizados en la producción de amoníaco, un elemento importante de los fertilizantes nitrogenados. Del mismo modo, el aumento del precio del carbón en China, la principal materia prima para la producción de amoníaco en ese país, obligó a las fábricas de fertilizantes a reducir la producción", rezaba la publicación del organismo multilateral.

El Salvador no se ha salvado de esta situación, el costo de las importaciones de fertilizantes se han duplicado si se compara con datos de 2021.

De enero a junio de este año, el país ha importado $111.98 millones en abono; un costo 97 % arriba a lo registrado en el mismo periodo de 2021; a pesar que ese año las importaciones en kilogramos fueron un 17.2 % menos.

Según datos del Banco Central de Reserva (BCR) el país pagó de enero a junio de 2021, $56.67 millones por las importaciones de abonos.

Si se mide por cantidad, los kilogramos importados en el primer semestre de 2021 fueron 183.8 millones de Kg, y este año sumaron 152.2 Kg.

De este total Rusia, es uno de los mayores proveedores; este año las importaciones de este mercado sumaron 31.5 millones de kilogramos, que implicaron $29.52 millones.

Los principales productos rusos importados fueron: urea, sulfato de amonio, nitrato de amonio, cloruro de potasio, sulfato de potasio, abonos minerales y químicos, fosfato diamónico, entre otros.

El Salvador también importa abonos y fertilizantes desde China que hasta junio han implicado $32.6 millones, Estados Unidos ($4.3 millones), Canadá ($7.2 millones), México ($5.7 millones), Guatemala ($16.6 millones), España ($4.0 millones), entre otros países.

Golpe y medidas

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), señaló en un reporte de junio que China, Rusia, Estados Unidos, India y Canadá, juntos, producen más del 60 % de los fertilizantes del mundo. Rusia y Estados Unidos producen cada uno menos del 10 % de la producción global y China el 25 %.

Mientras que esperan que los precios elevados, que representan casi una quinta parte de los costos en efectivo agrícolas de EUA podrían permanecer altos durante todo el año.

"El impacto de los precios de los fertilizantes probablemente podría tener un costo más alto en las decisiones de producción agrícola de 2023, a nivel nacional y en el extranjero", detalla el informe de la USDA.

Según el Banco Mundial, esta fuerte alza en los precios de los fertilizantes, implica una grave amenaza para la seguridad alimentaria. "La persistencia de los altos precios de los fertilizantes puede extenderse a una variedad más amplia de cultivos, incluido el arroz, un alimento básico cuyos precios aún no ha experimentado alzas relacionadas con la guerra", señaló el organismo.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines