Actualidad

El Salvador: industriales esperan mejor relación con el Gobierno

Representantes del sector tienen la expectativa de que la administración de Bukele resulte en una mejora en el clima de negocios.

Relación.  El sector industrial se mantienen a la expectativa de la relación que formarán con el nuevo gobierno y las políticas que se impulsarán. Este fue uno de los temas abordados durante los premios ASI.

Relación. El sector industrial se mantienen a la expectativa de la relación que formarán con el nuevo gobierno y las políticas que se impulsarán. Este fue uno de los temas abordados durante los premios ASI.

Empresarios del sector industrial se mantienen a la expectativa de la relación que formarán con el nuevo gobierno y las políticas que se impulsarán en este, pues consideran que la administración del FMLN tuvo varios desaciertos en cuanto a aspectos de regulación administrativa –y de tributación– que generaron obstáculos para la economía formal.

Gobierno. Tanto la empresa privada como el nuevo Gobierno han manifestado la intención de estrechar las relaciones.

"Hace pocos días El Salvador concluyó una década de gobiernos poco amigables al sector productivo por limitada capacidad de gestión que ocasionó el retroceso de El Salvador al último lugar en los parámetros de desempeño económico en la región". Así dijo durante su discurso Ricardo Sagrera Bogle, presidente de Grupo Hilasal, al recibir un premio por parte de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

"Tenemos, como sociedad, la oportunidad de retomar el camino del progreso con políticas públicas que fomenten la inversión para recuperar los bríos que nuestro país gozaba en el pasado cuando se referían a El Salvador como el Japón de Centroamérica", apuntó el empresario, y recordó que el país ha caído en varios índices internacionales en los últimos años. En efecto, El Salvador ha registrado una fuerte caída en las listas que miden competitividad y libertad económica, que elaboran instituciones como el Foro Económico Mundial y el Banco Mundial.

“El mejor lugar para invertir es El Salvador, y las cosas que lo hacían malo, la excesiva tramitología (...), todo eso se acabó”. 
Nayib Bukele, presidente de la república

De hecho el país lleva ya varios años en el último lugar en cuanto a crecimiento económico en Centroamérica y recepción de inversión extranjera. Ahora, la economía salvadoreña se ha movido a ser la penúltima menos dinámica, pero no porque ha despegado, sino por la crisis sociopolítica que sufre actualmente Nicaragua.

"El próximo gobierno debe demostrar respeto por el sector empresarial y una sincera voluntad de trabajar de la mano con la industria y respetar la Constitución, la democracia, y el Estado de derecho, que son requisitos básicos para lograr la prosperidad de una nación", afirmó Eduardo Cader, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

Una queja constante del sector privado ha sido la excesiva cantidad de trámites, muchas veces redundantes o con empleados de Gobierno que solicitan documentos adicionales que no están contemplados en la ley. El actual gobierno es consciente de esta situación. Antes de que Nayib Bukele asumiera la presidencia, ya se había reunido con la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP). "El mejor lugar para invertir es El Salvador, y las cosas que lo hacían malo, la excesiva tramitología, los problemas de aduanas, los problemas para obtener un permiso, los bloqueos, todo eso se acabó", vaticinó Bukele esta semana, en su participación en la inauguración del sexto hangar de Aeroman.

Félix Ulloa, vicepresidente de la república, acompañó la entrega de premios de la ASI y manifestó el apoyo del Ejecutivo.

Sector privado. Esperan un mejor clima de negocios y la simplificación de trámites con el Gobierno.

"Ahora el gobierno ha asumido el compromiso de apoyarla (la industria). Hemos tenido el reto que nos planteó la junta directiva, porque quieren dar el salto a la industria 4.0. Nuestro presidente Nayib Bukele ha señalado todo el tiempo que estando ya en la cuarta revolución industrial, el país tiene que ponerse al día", dijo.

El gobierno anterior también estrechó la mano en algunos momentos al sector privado, con reuniones entre ANEP y el Ejecutivo por ejemplo. Pero también hubo numerosas confrontaciones, por ejemplo, dentro del Consejo Nacional del Salario Mínimo (CNSM) con el Ministerio de Trabajo y en la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET).

Además del aumento de impuestos, que el sector productivo resintió y en algunas ocasiones señaló como ilegal o ineficiente, como el Impuesto a las Operaciones Financieras (IOF) que ya se dejó de cobrar por una sentencia de inconstitucionalidad que, consideraban, desincentivaba la inclusión financiera.

Deterioro. Sagrera señaló que El Salvador ha registrado una fuerte caída en las listas que miden competitividad.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines