Actualidad

El Salvador: las mujeres fueron las más afectadas por la sequía

CRS y Cáritas anunciaron un programa de transferencia de efectivo para 500 familias afectadas por la sequía del año pasado en oriente.

Afectación.  El estudio de ambas organizaciones de la sociedad civil encontró una pérdida del 100 % en la producción agrícola, 91 % en el ganado y 12 % en el comercio.

Afectación. El estudio de ambas organizaciones de la sociedad civil encontró una pérdida del 100 % en la producción agrícola, 91 % en el ganado y 12 % en el comercio.

Las mujeres resultaron más afectadas por la sequía que golpeó con fuerza al oriente de El Salvador en 2018, de acuerdo con los estudios y el monitoreo de CRS (Catholic Relief Services) y Cáritas El Salvador, pues estas por lo general se encargan más de las labores domésticas. Ambas organizaciones llevan a cabo un programa de transferencia de dinero para 500 familias afectadas. El diagnóstico comunitario realizado en la Diócesis de San Miguel y Santiago de María encontró 4,111 afectados: 2,138 mujeres y 1,973 hombres.

"Hablamos de la sequía como afectación a la producción, pero no vemos la sequía como afectación a todas las actividades domésticas", explicó Antonio Bolaños, director de Cáritas El Salvador. Mientras que Holly Inurreta, representante país de CRS, enfatizó en que, aunque la sequía fue en julio, los impactos han trascendido y todavía se sienten en los hogares.

Los departamentos de San Miguel y La Unión acumularon 21 días secos consecutivos el año pasado, de acuerdo con los informes especiales que elabora el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

El estudio de ambas organizaciones de la sociedad civil encontró una pérdida del 100 % en la producción agrícola, 91 % en el ganado y 12 % en el comercio.

El problema se agrava con la falta de agua: 62 % de las familias no cuenta con la disponibilidad para suplir sus necesidades básicas. De acuerdo con un estudio del Programa Mundial de Alimentos (PMA) realizado en 2017, casi la mitad de los migrantes centroamericanos tenían inseguridad alimentaria, es decir, la falta de acceso en el tiempo a alimentación en cantidad y calidad suficiente. "Con relación al problema de la sequía que está provocando que el campesino tenga que emigrar, con relación al estudio como tal, podemos destacar que es una afectación fuerte, que de alguna manera hay familias que se ven obligadas, por lo menos un miembro de ellas, a salir de la zona donde viven a otros lugares de El Salvador, a buscar otros medios de empleo, como el caso de gente que salió a trabajar en la construcción", afirmó Bolaños.

Agregó que algunos de los participantes también optaron por emigrar hacia Estados Unidos y que muchos de los habitantes de las zonas rurales no son dueños de sus tierras y entonces no tienen la capacidad de dedicarse a otra actividad productiva.

De hecho, en la zona 52 % se identifica como jornaleros, casi todos en labores agrícolas o pecuarias.

En ese sentido, el programa de "cash transfer", es decir, transferencia de dinero en efectivo, busca dar a los hogares una suma de $50 para necesidades básicas; por ejemplo, comprar maíz. El proyecto sumará $60,000 y fue diseñado el año pasado. En un primer momento CRS destinó $40,000 para entregar paquetes de arroz, maíz, azúcar, frijoles y aceite a 400 familias.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines