Actualidad

El Salvador: marzo terminó con 13,333 trabajadores menos en las AFP

La crisis sanitaria del covid-19 ya contagió la economía salvadoreña y sus efectos ya se ven en los indicadores de empleo. Prevén que los datos de abril serán más alarmantes, pues menos empresas estuvieron operando.

Muchas empresas han suspendido contratos, otras han reducido salarios y algunas han hecho despidos.

Los efectos de la recesión económica por las medidas de confinamiento para prevenir la transmisión del covid-19 ya son visibles en el empleo formal. El sistema de pensiones registró una fuerte caída de cotizantes en marzo, cuando las restricciones no eran tan profundas como las actuales.

Las prestaciones laborales de ley son una de las principales diferencias entre el trabajo formal e informal, por lo que se suele utilizar la cifra de cotizantes como un indicador del nivel de empleo, pues obedece al personal que las empresas tienen en planillas.

Si bien el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) no ha reportado cifras después de febrero, la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) ya registró una caída en la cifra de cotizantes al sistema de ahorro de pensiones.

En febrero, las AFP recibieron la cotización de 740,924 personas, en marzo la cifra cayó a 727,591; son 13,333 menos.

El martes, el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, dijo en una entrevista que los fondos de pensión están recibiendo menos cotizaciones porque hay menos personas trabajando.

Según la Asociación Salvadoreña de Fondos de Pensión (Asafondos), en abril las cotizaciones —no los cotizantes— podrían ser 70 % más bajas de lo normal.

Las restricciones a la economía no eran tan severas en marzo, de hecho los restaurantes dieron servicio en mesa en la primera quincena. Fue hasta finales de ese mes que el Gobierno impuso la cuarentena obligatoria regulando qué sectores podían operar, una lista que se ha ido haciendo más corta. La empresa privada señaló que al no estar operando no hay flujo de caja para poder pagar salarios .

El ministro de Trabajo, Rolando Castro, al ser consultado sobre cuántas de esas 13,333 personas han perdido su empleo y a cuántas se les ha suspendido el contrato, señaló que son acciones que, en este momento, están fuera de la ley.

"No puedo dar como ministro de Trabajo una certeza de que esas personas están despedidas, más bien hay unas acciones de hecho que las empresas han ejecutado y que para eso hay un departamento jurídico del ministerio que va a respaldar y apoyar a esos trabajadores", dijo.

Jaime Solís, abogado especializado en derecho laboral de BDS Asesores, explicó que el artículo 5 del Decreto Legislativo 593, que es el que regula el estado de emergencia, dice que no puede haber despidos durante la cuarentena ni a varados en el extranjero, pero ese mismo artículo reza: "salvo que existan causas legales para la terminación", mientras que el artículo 48 del Código de Trabajo dice que un contrato puede terminar por caso fortuito o fuerza mayor que produzcan la terminación de todo o de parte del negocio.

Otra acción que han implementado varias empresas es reducir el salario a sus trabajadores, una acción que, de acuerdo con Solís, solo es legal si hay una reducción equivalente en las horas de trabajo.

La empresa privada alertó desde el inicio de la crisis que, al no poder operar, las empresas tendrían problemas para pagar salarios, sobre todo las más pequeñas.

Una propuesta fue que el ISSS asumiera la responsabilidad con un préstamo que se pagaría con un incremento en las cotizaciones, pero no se tomó en cuenta. En su lugar se aprobó un paquete de medidas que incluyen un subsidio para pagar la mitad de los sueldos.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines