Actualidad

El Salvador tiene 767 mil nuevos pobres por pandemia de covid-19

El Salvador fue la nación del Triángulo Norte que mostró un mayor crecimiento en los índices de pobreza y pobreza extrema, señala estudio.

Foto: archivo

El Salvador fue el país del Triángulo Norte donde más creció la pobreza en 2020, indica un estudio elaborado por la Fundación Salvadoreña para e Desarrollo Económico y Social (FUSADES) y el Instituto de Compromiso con la Equidad (CEQ, por sus siglas en inglés).

La investigación que buscaba analizar el impacto del covid-19 en la pobreza y la desigualdad, y la eficacia de las políticas aplicadas durante la cuarentena, descubrió que en El Salvador la pobreza subió un 9.3 %, mientras que en Honduras lo hizo en 1.6 % y en Guatemala en un 3.3 %, todo ello, a pesar de las medidas de alivio que implementaron los gobiernos.

"El Salvador sufrió la mayor caída de su PIB per cápita (-7.9 %), y su número de nuevos pobres fue el más alto entre los tres países que utilizaron la tasa de pobreza de $5.5 diarios", señala el estudio que explica que la pobreza extrema (menos de $3.2 diarios) aumentó un 9.8 %. Este porcentaje lo componen, un 3.3 % que provenían de los pobres moderados, 5.6 % del estrato vulnerable; y un 0.8 % de la clase media.

Es así que la pandemia dejó a El Salvador 541,103 nuevo pobres extremos.

Antes del covid-19 la pobreza extrema era de 4.6 % y esta llegó al 11.5 % al cierre de 2020; mientras que la pobreza moderada era de 20.3 %, postcovid y tomando en cuenta la monetización del valor de los programas de mitigación, subió al 29.6 %, dejando así a más de 767,748 salvadoreños en pobreza.

"Hay una mitigación, los programas mitigan pero no devuelven a la situación inicial; es decir las familias están peor que como estaban antes de las pandemia porque hay más pobreza y hay más familias con ingresos abajo del umbral", dijo José Andrés Oliva, analista de FUSADES y uno de los autores del estudio.

Uno de los problemas de El Salvador, es que es el país que tiene a más porcentaje de la población en el estrato vulnerable, es decir que ante cualquier shock pueden caer en pobreza.

"Se esperaba cuando uno tiene casi al 48 % de la población en esos umbrales. Los ingresos habían salido un poco arriba de la línea, ellos pierden sus ingresos y vuelven a la pobreza", explica Oliva.

El estudio también analizó la inversión que hicieron los gobiernos para contrarrestar el shock y El Salvador hizo el mayor gasto monetario, que alcanzó un 2.5 % del PIB, "pero su focalización entre la población afectada redundó en una baja cobertura sobre los hogares que resultaron afectados, de acuerdo con la estructura de los ingresos", detalla el documento.

Un 27 % de los recursos llegaron a los pobres, en el caso de Honduras fue un 53 % y un 39 % en Guatemala.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines