Actualidad

El trabajo doméstico remunerado, sector olvidado

Las trabajadoras domésticas son un factor crucial en el cuidado de familiar y el 76% no cuenta con cobertura previsional

1CEPAL  En el informe se reconoce a las trabajadoras del hogar como de un sector de vital importancia para el cuidado de las familias y la reducción de contagios del virus.

1CEPAL En el informe se reconoce a las trabajadoras del hogar como de un sector de vital importancia para el cuidado de las familias y la reducción de contagios del virus.

El informe anual Panorama Social de América Latina 2020, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señala que las trabajadoras del hogar remuneradas ocupan un lugar crucial en la prevención de contagios de covid-19.

Julia Evelyn Martínez, economista y profesora del departamento de economía de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), afirma que dentro de la sociedades el trabajo del hogar es el más importante porque: "estos trabajos permiten los bienes y servicios que son fundamentales para la reproducción de la vida", y señala que estos van desde la producción de alimentos, hasta el cuidado de personas enfermas.

"Pese a la importancia de este trabajo doméstico, la mayoría del tiempo no nos percatamos de su importancia o solo nos damos cuenta de su importancia cuando no está hecho", afirmó Martínez.

De acuerdo al estudio de la CEPAL, para 2019 el 76% de las mujeres trabajadoras del hogar en América Latina y el Caribe no cuentan con cobertura previsional, y en algunos países el porcentaje es superior al 90%.

Tanto Martínez como el informe concuerdan en que son las mujeres quienes toman la mayor parte del trabajo doméstico remunerado y este se ha visto afectado por las diferentes medidas de cuarentena por la pandemia del covid-19.

"Las oportunidades para la autonomía económica de las mujeres se encuentran principalmente en la posibilidad de tener un empleo en el sector formal de la economía, con un salario que sea capaz de garantizarles condiciones de vida digna", afirmó Martínez, agregando, en el caso de las empleadas domésticas, equiparar el salario a la empresa privada que preste servicios parecidos o "al menos establecerse a la tarifa vigente del salario mínimo que rige en el sector de comercio y servicios", que en El Salvador equivale a $ 251,70.

58 mil empleos femeninos se estima que se perdieron en el sector informal durante el 2020.

Es el estimado que tanto las organizaciones de mujeres trabajadoras continúan solicitando que se les reconozca.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines