Actualidad

Empleadores en Gran Bretaña temen escasez de personal por el Brexit

Vegetales que se pudren en los campos, los alimentos que quedan sin procesar, los ancianos y discapacitados sin nadie que los atienda.

La secretaria de Interior británica Priti Patel se reúne con estudiantes y personal del Imperial College, Londres. AP

Es el cuadro sombrío que pintan algunos empleadores británicos como resultado de las nuevas normas de inmigración que entrarán en vigencia en menos de un año.

Granjas, plantas de alimentos y hogares para ancianos dijeron el miércoles que padecerán una grave escasez de personal bajo el plan del gobierno que abre las puertas del país a inmigrantes capacitados e instruidos y las cierra a quienes considera trabajadores “poco calificados”.

El gobierno conservador del primer ministro Boris Johnson emitió un mensaje contundente: “Los empleadores deberán adaptarse”.

“Tenemos que cambiar el foco de nuestra economía, dejar de confiar en la mano de obra europea barata y concentrar las inversiones en la tecnología y la automatización”, dijo el gobierno en un documento sobre sus planes de inmigración.

La salida británica de la Unión Europea está dando lugar al cambio en las normas de inmigración más grande en muchas décadas.

Cuando Gran Bretaña era parte de la UE, los ciudadanos de los 27 países restantes tenían derecho a vivir y trabajar en el Reino Unido y viceversa.

Más de 3 millones de ciudadanos de la UE viven en Gran Bretaña y tienen derecho a permanecer. Pero una vez finalizado el período de transición post-Brexit el 31 de diciembre, las nuevas normas se aplicarán todos por igual.

A partir del año próximo, la mayoría de la gente que espera mudarse a Gran Bretaña deberá poseer el “nivel requerido” de conocimiento de inglés _no se aclara cuál es_ y una oferta laboral que les pague al menos 25.600 libras (33.000 dólares) anuales. Los que ganan menos podrán entrar si poseen conocimientos especiales o trabajan en un sector donde falta mano de obra, como la salud.

Las nuevas normas no afectan a los refugiados o solicitantes de asilo, y habrá otras para estudiantes y científicos, artistas y deportistas de talento. Pero no habrá un sistema de visas para “trabajadores poco calificados” y la mayoría de los que trabajan por cuenta propia.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines