Actualidad

"Cuando mencionas a El Salvador en círculos financieros, lo único que hay es una carcajada", Raúl Hinojosa, experto en remesas

El experto en remesas Hinojosa  plantea el absurdo de proponer el  bitcóin para el envío de divisas. Cree que se trata de una jugada de Bukele para promoverse a escala mundial. Ve oportuno una innovación tecnológica.

Raúl Hinojosa, profesor y experto en remesas

Desde que a principios de junio la bancada oficialista de Nuevas Ideas votara para aprobar la Ley de Bitcóin que permitirá a partir de septiembre próximo la circulación oficial de la criptomoneda en El Salvador, analistas, políticos, académicos y economistas han reaccionado y señalado la movida como una acción negativa y equivocada.

Raúl Hinojosa, profesor y director del Instituto Latinoamericano de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), experto en remesas y analista de temas relacionados a la diplomacia estadounidense, habló con LA PRENSA GRÁFICA sobre la implementación del bitcóin en El Salvador como moneda oficial

¿Cuál su primera impresión de lo que está pasando en El Salvador con el bitcóin, la Ley Bitcóin y las expectativas?

Lo interesante es qué está haciendo Bukele. El mundo quiere saber qué está pasando o qué ha causado mucho ruido en El Salvador. Ese creo que era el motivo de todo, crear mucho ruido.

Lo que está pasando es como decir "vamos a descubrir una nueva manera de hacer pupusas en Marte…" (jajaja) cuando se pueden hacer en Olocuilta.

Y lo que veo aquí que este tipo de Strike (compañía de bitcóin) … Todas estas personas con las que se está juntando (Bukele) representan proyectos riesgosos. No dudo que hay negocios por detrás, con los que la familia de Bukele va a beneficiarse y eso es parte del negocio, y ese negocio es como entregar tu efectivo a básicamente a una mesa de ruleta de apuestas.

Mucha gente va a hacer mucho dinero especulando cómo va a subir y cómo va a bajar esto.

Punto número uno, la idea de usar bitcóin es totalmente prematura, en el mundo entero. El mundo no está listo y lo único que va a pasar es que alguna gente sí va a lucrarse mucho con este negocio, especulando y el problema es que esa especulación va a crear una inutilidad tremenda y es muy peligroso.

¿Por qué es peligroso?

Estás arriesgando la estabilidad económica del país. Si es que podrías crear la nave espacial que te lleve a Marte para hacer las pupusas.

Es irresponsable proponer esto en este momento. El Salvador simplemente no está preparado, ningún país del mundo está preparado y es por eso que ningún país del mundo se ha atrevido a hacerlo.

No es porque Bukele sea un gran genio, no. Es que no existe la infraestructura para basar la economía en bitcóin, en ninguna parte del mundo, mucho menos en El Salvador, mucho menos en un país donde el 70 % de la población no tiene cuenta de banco, y donde la conectividad es baja. Prácticamente es irresponsable plantear esto como un mecanismo.

Segundo. El riesgo de hacerlo a nivel económico. Supongamos que se puede hacer, pero no se puede hacer, eso implica que el mundo entero va a poder especular con tu moneda y lucrarse de esa especulación y eso causará increíbles riesgos macroeconómicos para el país. Y, además, se va a permitir que otros se lucren de la gente que dependa de esa moneda.

¿Quién serían los más afectados con ese lucro que menciona y con la especulación? Bueno, la gente que tiene menos opciones va a quedar afuera. Si ellos tienen poco dinero y ese dinero lo tienen en bitcóin, que cambia radicalmente cada media hora, pueden perder todo el valor de ese dinero.

“Si  tienen poco dinero y ese dinero lo tienen en bitcóin, que cambia  cada media hora, pueden perderlo todo”.

¿Con las remesas?

En las remesas el bitcóin es totalmente no práctico.

¿Qué implica? Tu tendrías que tener un mecanismo para convertir dólares en Estados Unidos a bitcóin, tendrías que tener un mecanismo para mover bitcóin de cuentas en Estados Unidos a cuentas en El Salvador y convertir eso a dólares.

Eso es totalmente irresponsable, plantearlo como una alternativa porque no es una opción para el 99 % de la población.

¿Y eso qué implica?

Implica masivas inversiones y masiva inclusión tecnológica que nadie está planteando y que nadie ha dicho que hará esa inversión. Lo más importante es que es totalmente innecesario, lo que muchos hemos estado diciendo y que se ha propuesto en los últimos años, sí existe manera de movilizar las remesas a cero costos, que no implica todo este absurdo de bitcóin.

Ya existe, en México algo que se llama directo a México. Es un mecanismo en el que por medio de los Bancos Centrales (de Estados Unidos y El Salvador) se podía cooperar para hacer eso.

Nunca se movió esta propuesta en esta dirección porque había muchos intereses en el sistema de remesas actual y que los bancos no querían participar. Aunque existe esta alternativa se necesita la cooperación de los bancos. Bitcóin va a necesitar de la cooperación de los bancos también. Pero es mucho menos probable que los bancos quieran entrar.

¿Esa negativa de los bancos de incluir un sistema diferente para el flujo de las remesas ocurre en todos los países que reciben remesas?

En general, la remesa es un negociazo que tiene que ver con la historia de cómo se crearon los monopolios y obviamente los monopolios no quieren dejar su poder. Y la manera de cómo ellos mantienen el control, es mediante el control de la tecnología, de los mecanismos y de los mercados.

Entonces, lo que hemos estamos diciendo y trabajando en El Salvador, por más de una década, es que El Salvador debe ser un país, donde se debe invertir muchísimo en nuevos mecanismos innovadores para recibir remesas, especialmente, porque es dólares a dólares.

Rechazo. Una pinta en un muro de una colonia en El Salvador evidencia que la población rechaza el uso obligatorio del bitcóin como moneda legal.

¿Es responsable de parte de alguien que dirige un país, que depende de las remesas, dejar ese tema en inexpertos?

Es totalmente irresponsable todo esto. La manera en la que se le ha comunicado al pueblo lo están confundiendo. Es irresponsable empezar a hablar de estos términos cuando no ha dimensionado el gigantesco problema para la implementación y no tener ningún plan.

No existe en El Salvador una inclusión financiera completa, no se ha enfocado en un mecanismo para que las personas puedan tener una cuenta de banco, cosa que se ha hecho en otros países del mundo. Esas cosas elementales y fundamentales son en las que El Salvador debe de concentrarse para hacer.

En tema de la diplomacia. La relación que vemos ahora entre Estados Unidos y El Salvador, entre la administración Biden y Bukele, nunca la vimos distante y distanciando más, ni con los gobiernos del FMLN cuando se dijo que las remesas iban a dejar de llegar a El Salvador, por tener un gobierno socialista.

Cuando mencionas El Salvador en círculos financieros, diplomáticos y políticos lo único que hay es una carcajada. Dicen que es totalmente absurdo e irresponsable y con alguien así (como Bukele) es muy difícil llegar a acuerdos.

Ahora, lo bueno es que abre un espacio para un diálogo, ya que bitcóin no va a funcionar, ¿qué puede funcionar?, ¿qué debe de funcionar? Esa es una discusión que se debe tener urgentemente adentro de El Salvador, dentro de la comunidad salvadoreña en Estados Unidos y esto puede ayudar a reestablecer una plataforma de un diálogo de política pública más coherente entre El Salvador y EUA.

¿No será tarde para que El Salvador retome el diálogo con Estados Unidos enfocado, además, en atacar las raíces de la migración?

No va a ser tarde en el sentido que el problema nunca va a desaparecer. Si Bukele va a seguir con este juego de magia, de imágenes, lo mejor que el presidente puede decir es que ya que tiene toda la atención de todo el mundo, diga que tiene la solución adecuada.

Pero eso, si lo hace en cinco años, va a ser una pérdida de oportunidades masivas. Lo importante ahorita es que Estados Unidos, por primera vez cuando está diseñando una reforma migratoria está planteando la necesidad de atacar las raíces de la migración. Eso nunca ha pasado, en forma legislativa, nunca se ha comprometido como un objetivo de política pública de Estados Unidos de abrir un diálogo específicamente en función de una reforma migratoria.

Esa es una gran oportunidad para El Salvador. El Salvador tiene más potenciales para ganar en este diálogo y proponer algo real e inteligente en este momento. Eso sí y francamente es una lástima que ahorita en vez de hablar de algo real, hoy en día en junio, estamos hablando de algo que no tiene futuro, que es absurdo, que va a fracasar y que va a crear muchas repercusiones negativas, ante de ver que hay posibilidad de recuperar.

De nuevo, ojalá el presidente diga que lo que estaba tratando de hacer es abrir un nuevo diálogo para que la sociedad entienda que tienen que haber nuevas innovaciones tecnológicas.


¿Quién es?

Raúl Hinojosa Profesor de la UCLA.

Trayectoria: Experto en remesas y analista de temas relacionados a la diplomacia estadounidense.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines