Actualidad

Expertos de China visitan El Salvador para preparar construcción de estadio

Una delegación de técnicos del Gobierno de China visitó El Salvador para preparar la construcción de un estadio nacional y otras obras de infraestructura que el gigante asiático se comprometió en donar al país centroamericano.

Foto: cortesía

Los técnicos chinos visitaron durante el fin de semana diversos puntos del país en los que China construirá las obras en el marco de un acuerdo de "asistencia no reembolsable".

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele visitó China entre el 1 y 6 de diciembre y se reunió con su homólogo chino, Xi Jinping.

La embajada de China en El Salvador publicó en sus redes sociales la "Declaración conjunta" que ambos países firmaron.

El documento establece que China "se compromete a construir los proyectos" de un estadio nacional, una nueva biblioteca pública en el centro de la capital salvadoreña, una planta para potabilizar de agua en el centro del país, proyectos de agua potable, aguas residuales y una zona recreativa en la costa salvadoreña.

Según el Ministerio de Turismo, los expertos visitaron las playas de El Zunzal y El Zonte, donde el Gobierno salvadoreño implementa el plan "SurfCity".

"Esta primera misión tiene el objetivo de hacer el reconocimiento del potencial que tenemos dentro del proyecto SurfCity, estudiarlo, y analizar los proyectos donde nos ayudarán", aseguró la ministra de Turismo, Morena Valdez.

El Salvador es uno de los últimos antiguos aliados centroamericanos de Taiwán que cambió las relaciones diplomáticas con Taipéi por aquellas con Pekín.

Foto: cortesía

En agosto de 2018, San Salvador anunció el establecimiento de relaciones diplomáticas con China y su ruptura con Taiwán, sumándose así a otros 177 países que han aprobado la Resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU, que reconoce la existencia de "una sola China".

La decisión de abandonar a Taiwán - un gran patrocinador de proyectos en áreas de tecnología, salud, agricultura y educación - fue dada a conocer por el entonces presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén y generó duras críticas del principal partido opositor, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

También provocó una reacción por parte de Estados Unidos, que llamó a consultas a la ex embajadora en El Salvador Jean Manes y mostró su preocupación por el avance de la influencia china en Latinoamérica.

Sin embargo, Bukele, quien tomó posesión de su cargo el pasado 1 de junio, señaló durante una conferencia de prensa el 27 de junio que las relaciones diplomáticas con China son "plenas" y reconoció el estatus del país asiático como "la segunda potencia económica mundial".

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines