Actualidad

Exponen desafíos del teletrabajo

Las empresas han enfrentado retos como la logística y el equilibrio entre la vida personal y laboral de sus empleados. Tigo, Banco Agrícola y Telus expusieron sus experiencias.

  Los salvadoreños  ocupan ahora menos tiempo para desplazarse y el teletrabajo permite más autonomía.

El teletrabajo en El Salvador se implementó con fuerza en el contexto de la pandemia del covid-19, lo que implicó un desafío para las empresas que tuvieron que actuar de manera urgente en medio de la incertidumbre. Ayer, Tigo, Telus y Banco Agrícola compartieron sus experiencias en un foro organizado por la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS).

Claudia Umaña, presidenta de la Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ), explicó que para el trabajo desde casa hay tres elementos al centro del debate: los horarios, la productividad y el equilibrio de lo personal y lo profesional.

 “El teletrabajo ha sido uno de los temas más destacados en el contexto de la pandemia”.

Claudia Umaña, Presidenta Fundación DTJ

Los salvadoreños están ocupando menos tiempo para desplazarse, además el teletrabajo permite más autonomía. Sin embargo, también hay desventajas, como un aumento en el sedentarismo y una distorsión "en el ritmo de las interacciones humanas", pues el trabajo también era un espacio de interacción social.

Débora Rosales, directora de Recursos Humanos de Telus El Salvador, explicó que uno de los desafíos principales ha sido la logística. La medida se implementó a gran escala en la compañía después de que se restringió el trabajo presencial en la cuarentena que implementó el Gobierno.

Iniciaron con capacitaciones para la adaptación del trabajo en casa, que ahora tiene el 97 % de los aproximadamente 4,000 trabajadores de la empresa.

La clave, dijo Rosales, es la comunicación constante, "que nuestra gente no se sintiera en ningún momento desconectada de nosotros. El trabajo desde casa tomó otra dimensión, fue surgiendo como una red de apoyo".

Alejandro Gómez, vicepresidente de Gestión Humana de Banco Agrícola, señaló que el Grupo Bancolombia tenía ya una modalidad de trabajo flexible, pero en El Salvador solo se aplicaba en alrededor de 50 personas de las 3,000 contratadas.

Uno de los desafíos fue que cada quien tuviera el material para trabajar en su casa, incluso sillas ergonómicas apropiadas para las horas de trabajo.

“Nuestras comunidades necesitan Internet y  todos los servicios para continuar trabajando”.

Jennifer Ayala, Tigo El Salvador

En Tigo El Salvador tomaron como principios la gestión del tiempo para el balance entre la vida personal y laboral, aprovechar las diferentes modalidades de comunicación, así como "procurar normalidad" en las actividades.

Jennifer Ayala, organizational effectiveness manager de la empresa, agregó que también realizan constantes encuestas de bienestar. "Como todos sabemos la situación de la pandemia ha venido variando, también la situación en el país, por loque hemos querido garantizar que nuestros colaboradores se encuentren bien".


El teletrabajo se implementó de forma acelerada en varias empresas del país por las restricciones que implementó el Gobierno para contener los contagios de covid-19. Esto ha traído oportunidades y desafíos para los trabajadores.


 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines