Actualidad

Ganaderos en El Salvador resienten pérdida de mercado por la emergencia

Una restricción parcial a la importación de lácteos de Centroamérica, o específicamente Nicaragua, es una de las opciones que proponen.

El cierre o reducción de operación de las pupuserías, comedores y algunos mercados por la emergencia ha afectado a los ganaderos salvadoreños que abastecen a los que procesan leche de manera artesanal para la elaboración de quesos. El ingreso de producto de Nicaragua complica aún más las posibilidades de comercialización.

"Los ganaderos que han podido están procesando su producto y, ¿qué es lo que pasa?, no pueden vender, lo tienen almacenado. No pueden estar almacenando y almacenando, porque van a tronar", afirmó Alfonso Escobar, presidente de la Asociación de Productores de Leche de El Salvador (PROLECHE).

Los afectados son alrededor del 75 % de los ganaderos que abastecen en el mercado informal, según Escobar, por lo que insiste en una restricción a la importación de producto de Nicaragua, no de la región, sino de ese país puesto que son las que más han crecido. Aseguró que durante el año pasado se importaban 1.2 millones de botellas al día de Nicaragua.

Al restringir en un 30 % el ingreso, los productores nacionales podrían suplir esa demanda rápidamente aumentando la frecuencia de los ordeños o aplicando otras medidas. Por el otro lado, si siguen perdiendo mercado varios cerrarían y para volver a producir tendrían que esperar al menos 12 meses.

Mario Espinal, presidente de la Asociación de Ganaderos de El Salvador (AGES), dice que apoya la medida "siempre y cuando haya un estudio previo" por los tratados que hay con los demás países y las medidas que estos puedan tomar.

En la Asamblea Legislativa se discutió el miércoles una iniciativa para una restricción a la importación de un 40 % del ingreso de estos productos de Centroamérica, pero no ha sido aprobado.

Espinal también señaló que se puede implementar una campaña para promover el consumo de leche pues los consumidores optan, en ocasiones, por productos que no son 100 % leche, sino que utilizan algún tipo de expansor.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) informó que se va a reactivar varias plantas procesadoras que cuentan con maquinaria donada para el procesamiento de la leche de los productores locales.

"Estas plantas procesadoras estarán a disposición de todos los ganaderos para que puedan usarlas", dijo el titular del MAG, Pablo Anliker, y confirmó que se ejecutaría una campaña. Asimismo, que se implementaría un programa de créditos con la banca estatal.

Para Espinal, las plantas ofrecerán al sector un alivio puesto que habrá donde entregar la leche. Escobar, por otro lado, señaló que el problema está en la comercialización y no el procesamiento.

La importación de leche y subproductos no es un problema nuevo, Nicaragua es de los mayores exportadores de este rubro en la región y El Salvador de los mayores compradores. Las gremiales por años han insistido en la necesidad de aplicar medidas sanitarias y controles, no solo en fronteras, sino en las bodegas.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines