Actualidad

Gobernantes sauditas pierden apoyo en casa a raíz del escándalo Khashoggi

Gobernantes sauditas pierden apoyo en casa a raíz del escándalo Khashoggi

Gobernantes sauditas pierden apoyo en casa a raíz del escándalo Khashoggi

El asesinato de un periodista plantea interrogantes sobre el control total del príncipe heredero y el progreso de su agenda de reformas.

En las vallas publicitarias de Riad, las imágenes del rey Salmán y su hijo, el príncipe heredero Mohammed bin Salmán, están adornadas con el hashtag: "Una voz para la nación". Pero la credibilidad de la voz se ha visto socavada, incluso en Arabia Saudita, por el asesinato de Jamal Khashoggi y la respuesta incompetente del reino frente la indignación que provocó.

"Éste no es el reino que conocemos", dijo un consultor saudí. “Muchos de mis colegas han llorado; esto ha destrozado el país”.

Muchos saudíes temen que su país, durante mucho tiempo un bastión de estabilidad ante los ojos de Occidente, se está convirtiendo en un paria regional similar a los regímenes anteriores de Libia e Irak. Para el príncipe Mohammed, el asesinato de Khashoggi se ha convertido en la amenaza más grave para la confianza del pueblo en sus reformas.

Desde que se convirtió en el gobernante de facto del reino en 2017, ha eliminado a los rivales políticos, ha canalizado la toma de decisiones a través de un pequeño grupo de asesores y ha consolidado el control de los servicios militares y de seguridad.

La optimización del gobierno se había considerado como una forma de eludir una burocracia ineficiente, pero algunos saudíes ahora sospechan que la toma de poder del príncipe Mohammed creó las condiciones para el desastroso incidente de Estambul.

"La gente se da cuenta de que ha tomado control del Estado", dijo un asesor. “Éste es un gobierno paralelo, que ha eliminado todas las instituciones. Los ministros ya no toman decisiones; ahora simplemente esperan las decisiones de la corte real”.

Adel al Jubeir, ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, dijo en una entrevista el domingo que el príncipe Mohammed no estaba al tanto de la operación de Khashoggi.

Un funcionario dice que el asesinato del escritor podría impulsar un gran cambio en Arabia Saudita, similar a los cambios que siguieron a las revelaciones de que 15 saudíes tomaron parte en los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Después, cuando el reino se recuperó de la condena internacional, Riad trabajó para limitar el financiamiento del terrorismo e inició reformas democráticas limitadas a través de elecciones municipales en 2005.

Actualmente, según el funcionario, se necesitará otro reajuste para responder a la reacción global ante las revelaciones de que un equipo de saudíes, ya sean renegados o no, mataron a un periodista.

Los líderes y empresarios occidentales habían aplaudido al príncipe Mohammed por iniciar una agenda de reforma doméstica que abarca desde la diversificación económica hasta la reducción del poder de la policía religiosa y que ha permitido que las mujeres puedan conducir.

En las universidades y negocios en Riad, los jóvenes dicen que siguen apoyando los planes del príncipe de 33 años para la liberalización social. Pero la pregunta para algunos saudíes es si el costo del control total del príncipe es demasiado alto.

Pocos esperan que el príncipe comparta el poder más ampliamente, pero cualquier evidencia de complicidad podría debilitar su posición. "No le quedan amigos en la familia, ni en el sector privado, y el gobierno le tiene miedo", dijo el consultor.

Después de la desaparición del Sr. Khashoggi el 2 de octubre, las redes sociales sauditas se vieron envueltas en teorías de una conspiración, lideradas por el enemigo regional de Qatar, para denigrar la imagen global de Riad. Algunos siguen creyendo estas teorías. "No quieren que tengamos éxito, sólo que vendamos petróleo y eso es todo", tuiteó una persona el lunes.

Pero para otros, la cambiante narrativa oficial ha avivado las sospechas en el reino.

Según personas familiarizadas con el asunto, la familia real — que apenas se está recuperando de la detención de cientos de sus miembros en el Ritz-Carlton el año pasado en la purga anticorrupción del príncipe Mohammed — celebró una reunión el domingo por la noche en medio de especulaciones de que la generación mayor podría asumir nuevas posiciones de liderazgo para restablecer el equilibrio en la toma de decisiones.

Una persona cercana a la corte real dijo que la posición del príncipe Mohammed seguía siendo segura, pero que su base de asesores podría ampliarse para incluir consejeros más antiguos y sabios.

Khaled bin Salmán, el embajador en EUA, fue retirado de Washington y el rey envió a Khalid al-Faisal — una figura de confianza — para hacer frente a la crisis de Khashoggi.

Las figuras de la oposición dicen que la presión internacional podría resultar crucial en el destino del príncipe Mohammed, aun si algunos chivos expiatorios son juzgados y encarcelados por la muerte del Sr. Khashoggi.

La consternación de los empresarios occidentales ya se hizo evidente, conforme abandonaron la conferencia de inversión saudí "Davos en el desierto" que se inauguró el martes.

La amenaza al príncipe Mohammed y sus reformas nacientes está afectando a los mercados financieros conforme el reino intenta salir del estancamiento económico. Los temores de los inversores podrían volverse realidad porque las reformas dependen en gran parte del capital extranjero.

La semana pasada, los inversores extranjeros vendieron US$1.1 mil millones en acciones en la bolsa Tadawul de Riad, una de las salidas semanales más grandes desde 2015, cuando los mercados se abrieron a los extranjeros. Se han movilizado fondos estatales de inversión y pensiones para comprar acciones y limitar los daños, dijeron personas con conocimiento del asunto.

El asesinato del Sr. Khashoggi es parte de una serie de acciones regionales impulsivas del príncipe Mohammed, como el lanzamiento de un embargo contra Qatar y la participación en una guerra sangrienta en Yemen.

" Promover Arabia Saudita en este momento es difícil", dijo un banquero regional en la conferencia de inversión.

"Cada mes, hay desestabilización", dijo otro banquero.

Copyright The Financial Times Limited 2018

© 2018 The Financial Times Ltd. All rights reserved. Please do not copy and paste FT articles and redistribute by email or post to the web.

Lee también

Comentarios