Actualidad

Guatemala: Fiscalía hace detenciones por sobornos en aduanas

Los empleados públicos eran sobornados por empresarios que se beneficiaban con pagar una menor cantidad de impuestos por sus productos.

Foto: archivo

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad en Guatemala (FECI) detuvo el miércoles a siete personas y allanó 26 lugares buscando indicios y a acusados de varios ilícitos por una defraudación aduanera.

Según la FECI, la defraudación habría sido por unos 2 millones de dólares y ocurrió entre mayo de 2014 y abril de 2015. Juan Francisco Sandoval, jefe de la FECI, explicó el caso en conferencia de prensa y dijo que éste tiene como fundamento indicios encontrados en un caso previo denominado “La Línea” en el que millones de dólares fueron defraudados al fisco por una estructura liderada por el entonces presidente Otto Pérez Molina y su vicepresidenta Roxana Baldetti. En 2015, Pérez Molina y Baldetti, junto a otras 30 personas, fueron procesados por estos cargos.

Ambos exmandatarios tuvieron que renunciar al cargo por estos hechos y están presos a la espera de ser juzgados. Según la nueva acusación presentada el miércoles por la FECI, la estructura, que también era parte de “La Línea”, utilizó tres sistemas empresariales distintos por los que gestionó la consolidación de mercancías importadas y redujo a conveniencia el monto de impuestos a pagar.

En la estructura estarían involucrados empleados públicos de aduanas de alto, medio y bajo rango y particulares o empresarios, quienes incluso diseñaron una tabla alterna de parámetros de pago de impuestos, los cuales eran menores a los establecidos legalmente.

Los empleados públicos eran sobornados por empresarios que se beneficiaban con pagar una menor cantidad de impuestos por sus productos.

“De acuerdo con el esquema ya conocido, los beneficiarios finales tenían que ser los líderes de la organización que hasta hemos conocido eran el presidente y vicepresidente de la república”, dijo Sandoval.

La investigación reveló que empresarios —llamados consolidadores— prestaban servicio de transporte internacional marítimo o terrestre, de mercadería de uno o varios proveedores, que ellos mismos consolidaban y transportaban bajo un mismo documento.

“Los consolidadores manipularon las facturas presentadas como respaldo del contenido de los contenedores al extremo de crearlas por completo, con mercancía, cantidades y precios que no corresponden a lo importado, logrando con ello disminuir el monto de impuestos a pagar”, dijo Sandoval Los embarques de mercadería provenían de Panamá y Estados Unidos.

Al llegar a Guatemala los productos eran desagrupados por personas conocidas como desconsolidadores, miembros de la estructura, que se encargaban de ingresar la mercadería al país con el fin de reducir su pago de impuestos.

Los sobornos se recibían en efectivo por empleados aduaneros que era entregados a los beneficiarios finales, explicó el fiscal. La fiscalía dijo que por lo menos cinco personas con orden de captura no pudieron ser localizadas tras los operativos. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines