Actualidad

Guerra de insultos entre el “mafioso” de Trump y el “soplón” de James Comey

El presidente de EUA, Donald Trump, y su exdirector del FBI, James Comey, se han sumido en una nueva guerra de insultos a raíz de la publicación del libro de memorias de Comey, en el que retrata al mandatario como un jefe de la "mafia" obsesionado con la lealtad de sus subalternos. El libro, "A Higher Loyalty: Truth, Lies, and Leadership", saldrá a la venta el 17 de abril, pero algunos de sus extractos comenzaron anoche a aparecer en los medios más importantes de Estados Unidos. Trump reaccionó esta mañana con furia y volcó en Twitter algunos de los insultos más duros que ha dedicado hasta ahora a Comey, al que despidió en mayo de 2017 después de que, según el exfuncionario, se negara a jurarle "lealtad" en la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, que él lideraba. "James Comey es un probado SOPLóN y MENTIROSO. Virtualmente todo el mundo en Washington pensaba que debía ser despedido por el trabajo horrible que hizo hasta que, de hecho, fue despedido. Filtró información CLASIFICADA, por lo que debería ser procesado. Mintió al Congreso bajo juramento", clamó Trump. "Es débil y un embaucador mentiroso que, como el tiempo probó, fue un terrible director del FBI", añadió el presidente, quien finalizó diciendo: "Fue un gran honor despedir a James Comey". Actualmente, el despido de Comey es investigado como un posible intento de obstrucción a la justicia por parte del fiscal especial Robert Mueller, que tras la expulsión de Comey pasó a liderar las pesquisas sobre los supuestos lazos entre el Kremlin y la campaña electoral de Trump. De 304 páginas, en su libro, Comey retrata a Trump como una persona "sin ética" que impone su liderazgo con el "ego" y peticiones de "lealtad" a su persona. Escribe Comey que Trump le trasladó al pasado y le hizo recordar su trabajo como fiscal en Nueva York, cuando enjuició a los Gambino, una de las familias mafiosas más importantes de la costa este. "El círculo silencioso de asentimiento. El jefe en completo control. Los juramentos de lealtad. La concepción del mundo del nosotros contra ellos. La mentira sobre todas las cosas, grandes y pequeñas, al servicio de algún código de lealtad que pone a la organización por encima de la moralidad y de la verdad", narra. En su libro, Comey también relata la obsesión de Trump con un dossier que elaboró el exespía británico Christopher Steele y que sugiere que la inteligencia rusa reunió información comprometedora sobre el magnate con el objetivo de chantajearle en el futuro y lograr su apoyo en diversos asuntos de política exterior. El documento asegura que Trump pidió a varias prostitutas que orinaran, mientras él miraba, en el colchón de la misma suite presidencial del Hotel Ritz Carlton de Moscú en la que se había hospedado su antecesor, el expresidente Barack Obama, y su esposa, Michelle Obama. El Kremlin supuestamente sabe lo que ocurrió en ese hotel porque pinchó con cámaras y micrófonos la habitación, según el dossier. En el libro, Comey asegura que Trump le habló hasta en cuatro ocasiones del episodio de las prostitutas, al que se refería como "la cosa de la lluvia dorada", y llegó a pedirle que el FBI investigara el asunto para demostrar que era falso, puesto que había generado una gran ansiedad a la primera dama, Melania. Con ocasión del libro, la cadena ABC hizo una entrevista a Comey, que se retransmitirá el domingo por la noche, en horario de máxima audiencia. En un fragmento de esa entrevista, divulgado hoy, Comey aseguró que no sabía si Trump pasó o no tiempo con prostitutas en Moscú en 2013, antes de anunciar sus aspiraciones a la Casa Blanca. "Honestamente creí que estas palabras nunca saldrían de mi boca, pero no sé si el actual presidente de Estados Unidos estuvo con prostitutas que se estaban orinando en Moscú en 2013. Es posible, pero no lo sé", destacó Comey. Anticipándose a la tormenta mediática, el Comité Nacional Republicano (RNC) lanzó el jueves una página web con el nombre "el mentiroso de Comey" y que busca desacreditar al exdirector del FBI, aunque sobre todo recuerda que los demócratas también se posicionaron en su contra en 2016. Entones, Comey recibió duras críticas por su gestión de la investigación que el FBI sometió a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton por el uso que hizo de servidores de correo privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013). El libro de memorias de Comey es el primero publicado hasta ahora por un exfuncionario del Gobierno de Trump y ofrece, de primera mano, una imagen del caos de la Casa Blanca.

Lee también

Comentarios