Actualidad

Hernández dice fuerzas de seguridad están por liberar a Honduras de pandillas

Hernández dice fuerzas de seguridad están por liberar a Honduras de pandillas

Hernández dice fuerzas de seguridad están por liberar a Honduras de pandillas

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este martes que las fuerzas de seguridad están por liberar al país de las pandillas, conocidas como "maras", a las que las autoridades atribuyen en parte la violencia criminal.

"Aquí se enfrentan el bien y el mal" y "tengan la plena seguridad que estamos en el proceso de liberar a Honduras de ese mal", indicó Hernández luego de una reunión con autoridades de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), subraya un comunicado de la Casa Presidencial.

El gobernante se reunió con los altos mandos de la Fusina para conocer un informe de "logros y avances" de la Operación Morazán II que ejecutan las fuerzas de seguridad para combatir el crimen.

En opinión de Hernández, "las maras y pandillas" son "un problema agudo, complejo", pero las fuerzas del orden están liberando varias regiones del país que controlaban esos grupos criminales.

Además, considera que "hay una enorme voluntad del pueblo hondureño de trasladar información" a las autoridades sobre las bandas criminales que operan en importantes regiones del país.

La información de la población "se agradece porque permite llegar a objetivos concretos" contra las pandillas, dijo Hernández.

Agregó que muchas acciones violentas de las "maras" no trascienden en la prensa porque el pueblo ha callado, "pero igual el pueblo ha iniciado una etapa de confianza" para "trasladar información fundamental y se quiere seguir en esa lucha".

Destacó que la Operación Morazán II ha tenido importantes avances, "aunque falta mucho por hacer" en los departamentos de Yoro y Cortés (norte), y Olancho (este).

"Olancho -una región agrícola y ganadera- sigue siendo un desafío para el Estado, aunque con los nuevos recursos y elementos que hay en la zona, estoy seguro que más temprano que tarde caerán en manos de la justicia los que tienen que caer", enfatizó el presidente.

Para Hernández la caída de las "maras" es cuestión de tiempo, "si no es hoy, será mañana, pero van a caer".

Reiteró que "falta mucho por hacer, pero igual vamos por la liberación de territorios", como ha ocurrido en Amarateca, departamento de Francisco Morazán, centro, "donde la gente sale como nunca a disfrutar, lo que no podían hacer desde hace muchos años", por las amenazas de las "maras".

También resaltó la lucha que se ha emprendido contra quienes se dedican al cultivo de marihuana, al recordar los hallazgos de múltiples plantaciones de ese alucinógeno en varias regiones del país.

Otro anuncio que hizo Hernández fue el de que con la nueva Ley de Tenencia de Armas, aprobada en 2018 por el Parlamento hondureño, "ya no tendrá el mundo criminal facilidades para obtener municiones o artefactos que solo sirven para atentar contra el pueblo hondureño".

El mandatario expresó que en la lucha contra el crimen "unos días serán de victoria y otros de ver que el enemigo tratará de hacer lo imposible por no dejarse someter".

"Honduras seguirá con su compromiso de tener niveles de seguridad de país de primer mundo, no es fácil, pero haber llegado" al punto en que ahora está la nación en materia de seguridad "es algo que nadie se hubiese imaginado en algún momento", acotó Hernández al recordar que hace seis años el país tenía una tasa de 86 homicidios por cada 100.000 habitantes, cifra que se ha reducido a unos 40.

Lee también

Comentarios