Actualidad

Honduras apuesta por mejorar su competitividad en la producción de cacao

Honduras apuesta por mejorar su competitividad en la producción de cacao

Honduras apuesta por mejorar su competitividad en la producción de cacao

Honduras ha venido apostando en los últimos años a la reactivación del cultivo del cacao y por mejorar su competitividad, según la opinión de expertos, que reconocen los avances del país centroamericano en el sector.

La producción del cacao hondureño sufrió una severa caída a causa del devastador huracán Mitch, que en 1998 dejó pérdidas de vidas humanas y daños millonarios a la infraestructura y la producción agrícola, entre otros sectores.

Pero doce años después se aprobó el Primer Acuerdo Marco de Competitividad (AMC) de la Cadena Agroalimentaria para el Cacao 2010-2012, orientado a establecer las bases de coordinación para un sector que se encontraba en recuperación.

Luego, el segundo instrumento, ejecutado de 2014 a 2018, fue para armonizar una estrategia público-privada para el desarrollo y la priorización de una agenda de trabajo con énfasis en producción y desarrollo organizativo, que continuaba liderada por la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) y el Comité Nacional de Cadena de Cacao (CNCC).

Actualmente el AMC, como es conocido en Honduras, está en su tercera fase, que va de 2019 a 2022, en la que se prevé la incorporación de temas en la agenda de trabajo como transformación y comercialización del cacao.

La primera y segunda fase sirvieron para la consolidación del sector y sus normativas, con importantes avances en la promoción de buenas prácticas y la reactivación del cultivo.

El gerente general de la Federación Nacional de Productores de Cacao de Honduras (Fenaprocacaho), Aníbal Ayala, dijo que una diferencia y fortaleza de la propuesta actual fue pasar de 35 a 58 actores en el Comité Nacional de Cadena de Cacao, "logrando que gobiernos locales se involucren en las siete áreas prioritarias", en lo que coincide con el representante de la SAG ante el CNCC, Roberto Paz.

"Este AMC fue ampliamente participativo, es medible y verificable", manifestó Paz.

Lourdes Zamora, de la organización Rikolto, señaló que ahora se dará seguimiento y evaluarán anualmente metas e indicadores, labor que estará a cargo del CNCC, que rendirá cuentas sobre la ejecución del AMC.

Según los expertos, Honduras busca posicionarse en los mercados internacionales que demandan cacao fino y de calidad, que están dispuestos a pagar por mejores precios por el grano.

Para ello, el país debe aumentar su capacidad en preservación y producción de especies nativas y forasteras, beneficiado y pos cosecha.
"Uno de los principales retos de este nuevo AMC será garantizar que al 2021 Honduras reingrese a la lista países productores de cacao fino. Esperamos no solo recuperar, ese 50 % de reconocimiento -que se había perdido-, sino incluso incrementarlo", expresó Ayala.

Honduras ya tiene una reputación en el mercado suizo, pero debe mejorar en varios aspectos pese a producir "cacao de altísima calidad", dijo el gerente general de Chocolats Halba, comprador y exportador de cacao certificado como orgánico y comercio justo a Suiza, Luis Velex.

En todo caso, y para recuperar su puesto en el sitial de países productores de cacao fino, Honduras redoblará sus esfuerzos y como actividad prioritaria en el AMC está la reincorporación en los países reconocidos por el Organismo Internacional de la Cocoa (ICCO).

Anibal Ayala y Roberto Paz reconocen que, aunque se ha avanzado en la incorporación de nuevos actores, todavía es un reto para el sector la inclusión de los medianos y grandes productores que no están asociados.

"Debemos aceptar que este acuerdo no incluye a los grandes productores, porque éstos no participan activamente en el CNCC", dijo Ayala.
Paz señaló que por medio del AMC se logró una concertación de esfuerzos de los actores públicos y privados, y que el acuerdo permite establecer un orden estratégico, apropiarlos, armonizarlos y hasta define funciones y roles de cada uno.

"En el proceso existen los espacios para que quienes aún no lo hacen se incorporen y nos sentimos satisfechos que el nuevo plan es resultado de una consulta ampliamente participativa", añadió.

La visión compartida del sector, es lograr una cadena de cacao organizada, fortalecida e incluyente, generando conocimiento y riqueza para los actores de sus diferentes eslabones de manera equitativa, sostenible y competitiva.

El sector cacao busca entre otros objetivos incrementar el volumen comercializado, aumentar la capacidad y calidad del beneficiado y la pos cosecha para atender la producción total del grano; incrementar la producción y la productividad a nivel nacional y crear las condiciones necesarias para que los esfuerzos de transformación del fruto sean rentables.

También persigue establecer mecanismos para la adaptación a la variabilidad climática. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines